Jorge Lorenzo se encontraba muy feliz en su última rueda de prensa como piloto de carreras. Se siente aliviado y convencido del paso que da. Ser decimotercero en la carrera de Valencia es en esta ocasión más anecdótico que nunca y aseguró que ahora se va a Bali de vacaciones, pero sólo con billete de ida, porque no sabe cuándo volverá, según Marca.com.

Tan contento de colgar la moto como en una de sus numerosas victorias.

Al piloto se le preguntó: ¿No debería ser un día triste por suponer el de su retirada de las carreras?

La verdad es que estoy muy contento. Compartir la decisión me he liberado del todo, y eso ha hecho que me haya quitado una carga de encima. Estoy feliz, estoy sano, soy joven y tengo muchas cosas que hacer a partir de esta noche.

¿Cambiaría algo de lo vivido?

Yo elegí ser Jorge Lorenzo. No cambiaría nada de lo que he hecho. El único consejo que podría dar al Jorge que tenía 15 años de edad es: vete con más cuidado y no te caigas tanto. No le diría nada más, porque he tenido suerte en esta vida, he podido demostrar mi talento, he tenido éxito como piloto.

¿Cómo ha sido los primeros momentos como ex piloto?

Ayer ya estuve pensando en cuál serían mis sentimientos hoy antes y durante la carrera, en concentrarme en ella e intentar no estar nervioso, pero no ha sido así. En las otras categorías ha habido muchas caídas y eso creo que me ha dado una presión, una tensión añadida. Quería terminar la carrera sobre la moto.

En la salida he tenido mucho cuidado, sobre todo con el neumático delantero y, a medida que pasaban las vueltas, le he dado al botón de sobrevivir, marcar dónde estaba mi límite y terminar la carrera sobre la moto para saludar a todos los fans, a toda esa gente que me ha estado apoyando desde el principio. Pero no solo por eso, sino también por el equipo Repsol Honda, porque nos jugábamos el título por equipos y no quería fallarles. Por suerte hemos ganado la Triple Corona y estoy contento por ello. Yo he dado lo máximo de mí mismo, pero las circunstancias este año han sido las que han sido.

Estoy contento con el equipo y con toda mi trayectoria en la que he compartido tantas cosas con esta familia del motociclismo. Antes de la carrera, la verdad es que no quería tener muchas entrevistas y así se lo he dicho a mis asistentes, para que no me distrajeran de la carrera, porque no quería caerme y quería lograr el mayor número de puntos posibles para el equipo.

“Me siento con euforia y con libertad”

¿Cómo se siente en este instante?

Ahora mismo me siento con una sensación de euforia y también con aires de libertad. Estoy más feliz ahora que cuando ganaba carreras y campeonatos. Mi sensación ahora mismo es de libertad, de orgullo y agradecimiento.

¿Alguna felicitación o reconocimiento más especial?

Es imposible elegir un mensaje. Puedo elegir los abrazos y los agradecimientos de la gente más próxima y del que más cariño me ha dado estos días. Me ha sorprendido ese amor, esos comentarios de cariño de todo el paddock en general. No podía haber imaginado un fin de semana así, recibiendo el cariño y el respeto de todos. Además terminarlo de esta manera con el equipo… no veo la hora de celebrarlo con todos ellos.

¿Ha sido su mejor GP en Honda?

El fin de semana más feliz de este último periodo. De este año, seguro. No he tenido muchas oportunidades para celebrar nada. A lo largo de mi trayectoria he conseguido más de 150 podios, cinco mundiales… es difícil elegir un día especial. A día de hoy puedo decir que he tenido éxito y que me voy entero, cosa que no pueden decir muchos pilotos.

Ahora, va a descansar en una playa para escapar del frío

¿Qué va a hacer?

Descansar y desconectar en un lugar soleado de playa, para escapar de este frío. He sacado billete para Bali, pero sólo de ida, porque no sé cuándo volveré. No sé si estaré dos, tres semanas o más. En Indonesia me quieren y me respetan mucho. Seguro que lo pasó muy bien con la gente que vaya. Luego ya veré qué hago más adelante en mi vida. A ver qué me ofrecen. Puedo hacer muchas cosas, porque me voy entero a casa, y eso es algo desafortunadamente que no pueden decir todos los pilotos. Muchas gracias a todos por todo.