Cuando Pep Guardiola dejó el Barcelona después de haberlo ganado todo, muchos se preguntaron qué podría alentarlo a seguir en el fútbol. Y a pesar de no haber logrado deslumbrar como en sus años en el club blaugrana, el técnico español ha conseguido dejar su marca en la Liga Premier inglesa.

El triunfo aplastante (6-0) del Manchester City sobre el Watford en la final de la FA Cup convirtió a Guardiola en el octavo técnico en ganar esta competencia, la Premier League y la Copa de la Liga.

Los otros entrenadores que lo habían logrado son Bill Nicholson (Tottenham Hotspur), Don Revie (Leeds United), Joe Mercer, quien además lo logró con el Manchester City, Kenny Dalglish (Liverpool), George Graham (Arsenal), Alex Ferguson (Manchester United) y José Mourinho (Chelsea-Manchester United).

Además, el City es el primer equipo en conquistar el triplete local. Y también conquistaron el Community Shield.

Pese a todas estas razones para celebrar, Guardiola no se conforma. Como en los viejos tiempos, quiere más.

«Comencé a amar el fútbol inglés viendo por la televisión la final de la Cup», dijo, entrevistado por la BBC. «Somos el primer equipo en ganarlo (el triple), pero tenemos que seguir progresando, no tendría sentido quedarnos aquí».

«Me encanta la Liga de Campeones, pero ganar este triplete es más difícil», agregó el técnico. «Bueno, lo hemos hecho esta semana después de la pasada temporada cuando ganamos la liga con 100 puntos. Ganar cuatro títulos es algo increíble pero siempre se puede mejorar. No tiene sentido detenerse aquí».