El capitán de la selección de baloncesto de Venezuela, José «Grillito» Vargas, se confesó este domingo «contento» con la actuación de su equipo en el Mundial de China, en el que lograron un histórico pase a segunda ronda.

«Nos vamos bastante contentos», dijo Vargas tras la derrota por 60-69 ante Rusia que supone el fin del torneo para ambos conjuntos.

«A seguir trabajando y a mejorar muchísimas cosas», prometió el alero, que anotó dos puntos, capturó un rebote y metió dos tapones contra Rusia.

Sobre el encuentro, en el que Venezuela pudo por momentos cumplir el objetivo de derrotar a un equipo europeo por primera vez en una competición oficial, Vargas lamentó haber empezado «con un ritmo bajo».

«Tuvimos que hacer ajustes e intentar seguir el plan de juego», explicó, y agregó que les pasaron factura ciertos desajustes defensivos en el tercer cuarto, que empezaron por delante en el marcador.

«Pero estamos muy contentos con el esfuerzo que hemos hecho en este partido y durante el campeonato», apostilló.