El tenista belga David Goffin, confinado con su pareja en un apartamento de Mónaco por la crisis del coronavirus, explicó este jueves que se encuentra bien, que intenta mantener el tono físico haciendo ejercicio en casa y que lo primero que hará cuando termine la crisis será ir a un restaurante.

«Será un restaurante, eso seguro. Será un placer ver un poco de gente y salir. Y después, darle a la pelota, por supuesto. Como tenista, está claro que lo echo de menos. Pero sobre todo lo de estar mucho más en el exterior, en realidad. Una hora al día no es suficiente», declaró Goffin en una entrevista telefónica publicada por la radiotelevisión pública belga «RTBF».

Goffin pasa el día cocinando

El mejor tenista belga en activo, de 29 años de edad y décimo en el ranking de la ATP, pasa los días en su apartamento monegasco con su pareja, Stéphanie, sin permiso para entrenar en su club de tenis sino solo para salir a ejercitarse cerca de casa una hora al día.

«Estamos un poco en lo desconocido, pero en lo que se refiere a la salud, todo va bien», resume el tenista, que aprovecha el tiempo para ordenar un poco y cocinar.

«Cocino un poco y pruebo nuevas recetas. Por el momento, me desenvuelvo», explica el tenista, que mantiene contacto con otros jugadores del circuito a través de los grupos de chats telefónicos.

Reconoce que relanzar la competencia llevará tiempo, porque los jugadores necesitarán ponerse en forma y volver a entrenar antes de enfilar los torneos.

Llevará tiempo pero hay que mantener la calma

«Llevará tiempo, pero hay que mantener la calma. Y vendrá. Todos harán lo correcto y se adaptarán. Es imposible planificar, ya sea un plan de entrenamiento, un plan físico o un calendario de torneo. En este momento, solo estamos siendo pacientes, y estamos tratando de mantenernos en forma. Tan pronto como veamos el final del túnel, podemos comenzar a programar, para tratar de recuperar la forma de inmediato», explicó.

El belga agregó que los profesionales, con una temporada muy cargada de partidos, nunca han atravesado un período tan largo sin tomar la raqueta, por lo que será complicado volver, tanto en lo físico como a la hora de recuperar sensaciones con la bola.

Reprogramar los Juegos Olímpicos, una decisión acertada

Goffin considera que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 acertaron retrasando un año su edición y anunciándolo con antelación, especialmente porque para algunos deportistas los JJ OO son «el único objetivo» y este año no pueden prepararse adecuadamente.

Sobre el calendario tenístico, dijo saber que Roland Garros trasladó el torneo del 24 de mayo al 7 de junio previsto inicialmente al período entre el 20 de septiembre y el 4 de octubre, y cree que no será el único torneo que se va a mover.

«Tenían derecho a hacerlo, pero no lo sabíamos y nos enteramos por las redes sociales. Veremos qué hacen los jugadores, porque estará el Abierto de EE UU y solo una semana después Roland Garros. Habrá dos Grands Slams seguidos, y sabemos que uno solo ya es muy duro física y mentalmente por lo que dos seguidos es realmente muy complicado», dijo.

No obstante, dijo que primero hay que ver «cuánto tiempo va a durar el confinamiento y después se podrán hacer los torneos, en función del tiempo de temporada que quede».

«Imagino que habrá torneos que van a ser desplazados, añadidos, suprimidos… Imagino que todo eso aún se va a mover», comentó Goffin, que como estrella del deporte belga trasladó a sus ciudadanos que hagan ejercicio, buscar pequeñas ocupaciones que llenen el día y aguantar con «calma» y «paciencia», intentando «no enfadarse».