La selección venezolana que compitió la semana pasada en el Panamericano de Ciclismo MTB de Paipa, regresó con una medalla (el oro de Marcia Barrios en la categoría Master) y una certeza: es urgente buscar nuevos talentos.

“Es necesario hacer un trabajo de scouteo sobre todo en femenino y prejuvenil”, advirtió David Gil, que fungió como director técnico de la escuadra y que tiene a su cargo la selección de Distrito Capital. “Hay que buscar atletas fuera del MTB, como Andrea Ortiz, que se la trajeron del patinaje”.

Para los Juegos Olímpicos de la Juventud que se celebraran en Argentina en 2018 esta estipulado que sea un mismo atleta el que compita en pista, ruta y MTB. Gil no ve a un candidato venezolano para cumplir esa condición. “Aunque es mas fácil que un montañero haga ruta y pista que al contrario”, apuntó.

Otros motivos de orgullo para Gil en la prueba de Paipa fueron el octavo y décimo puesto, respectivamente, conseguidos por Danayzeth Padilla y Nelismar Gómez.

A la prueba en Colombia viajaron 23 atletas y solo un pequeño grupo pudo hacer preparación de altura, con recursos propios. Entre ellos Barrios, que esta residenciada en Colombia, y Yonathan Mejia, que no pudo trear una medalla a casa.

El grueso del equipo hizo un viaje de casi 24 horas por carretera y llegó un par de días antes de la competencia.

“El equipo se armó fundamentalmente con patrocinio privado”, explicó Gil. “El grupo no era malo. Fueron los que pudieron, pero no todos los que debían estar. Lo mejor fue Gómez, que demostró una fortaleza mental increíble”.

Después de dos años al frente de la Comisión Nacional de MTB, Gil dará un paso al costado, aunque no cierra la puerta a regresar si hay un cambio de directiva en Feveciclismo.

“Me voy contento porque logré que vieran distinto al MTB”, dijo. “Mi regreso dependería de qué condiciones ofrezca un nuevo presidente. Es imperativo tener un presupuesto mínimo para trabajar. Somos la única modalidad que tiene reglamento y calendario y nunca contamos con recursos”.