El púgil estadounidense Gervonta Davis concluyó rápido su trabajo al noquear al mexicano Hugo Ruiz en el primer asalto y retuvo su título ligero júnior avalado por la Asociación Mundial de Boxeo.

En una pelea pactada a 12 asaltos, «Tank» Davis impuso su ritmo y se encargó de dejar fuera de combate a Hugo Ruiz, en la velada disputada en el Dignity Health Sports Park de Carson, California.

Davis (21-0, 20 fueras de combate) lo castigó al final de la primera ronda, lo llevó a la esquina con un gancho de izquierda recto y siguió castigándolo con combinaciones letales, hasta que Ruiz cayó a la lona.

Ruiz (39-5, con 33 nocáuts) sufrió una hemorragia nasal y se levantó, pero el árbitro Jack Reiss decidió detener la pelea a los 2:59 minutos del primer asalto, decretando la victoria de Davis.

El estadounidense iba a hacer la primera defensa de su segundo reinado por el título de las 130 libras (58,867 kilos) ante el campeón del mundo de tres divisiones el mexicano estadounidense Abner Mares.

Pero Mares sufrió la pasada semana un desprendimiento de retina en el ojo derecho durante un entrenamiento, que requirió cirugía.