Garbiñe Muguruza quiere olvidar los malos resultados de este año y hacer un buen papel en el Abierto de EE UU que comienza este lunes en Nueva York, donde está convencida de que la grandeza del último Grand Slam de la temporada hace que todo el mundo quiera ganarlo.

En declaraciones a la cadena Eurosport, Garbiñe ha señalado que llega a la Gran Manzana con ganas, y que se encuentra feliz de poder competir, después de darse de baja en el torneo de San José y caer en la primera ronda de Cincinnati, debido a los problemas que arrastraba en su pierna izquierda.

«Llego con ganas porque he jugado pocos partidos. Es verdad que la lesión no me ha dejado jugar dos torneos pero ya ha pasado. Este es el último Grand Slam del año y estoy muy contenta», comentó la española, que acude a Nueva York tras ceder en Wimbledon en primera ronda contra la brasileña Beatriz Haddad Maia, y ceder en la misma instancia, aunque con mejores sensaciones y actitud, en la de Cincinnati, contra la estadounidense Madison Keys (6-7 (4), 7-6(5) y 6-4).

«Fue una lástima porque fue un partido durísimo para las dos», comentó Garbiñe sobre el duelo contra Keys. «Ese partido nos iba a ayudar muchísimo a cualquiera de las dos que ganara. Di todo lo que tuve y fue una gran sensación, y a partir de ahí me ha dado motivación para trabajar más», aseguró la española que debutará este martes contra la estadounidense Alison Riske (36 del mundo).

Será la sexta participación de Muguruza en el Abierto estadounidense, donde en 2017 obtuvo su mejor actuación al lograr los octavos de final, y caer en esa ronda contra la checa Petra Kvitova.

«Siempre tengo ganas de hacerlo bien», comentó sobre el Abierto. Son tan grandes y hay tanto en juego, que hay ambición y todo el mundo quiere ganarlos», añadió.

En este torneo, Garbiñe cuenta con la ayuda de Anabel Medina, capitana del equipo español de Copa Federación, con la que comenzó a trabajar en Cincinnati, a la espera de decidir nuevo técnico tras finalizar su relación en Wimbledon con el francés Sam Sumyk.

«Nos llevamos muy bien, hemos competido incluso como jugadoras. Es la capitana y contar con ella a mi lado me da una buena sensación y es una alegría tenerla en mi banquillo», dijo Muguruza sobre Medina.