Un gol de Edinson Cavani en el minuto 82 le dio la victoria por 0-1 a Uruguay sobre Chile, en el partido decisivo del Grupo C de la Copa América en el Maracaná de Río de Janeiro y, como líderes de la llave, los uruguayos se medirán en cuartos de final a Perú el próximo sábado.

Uruguay sumó siete puntos, tras dos victorias y un empate, y dejó con seis unidades a Chile que, como segundo del grupo, tendrá que enfrentarse el viernes a la difícil Colombia, el primero del Grupo B, para definir uno de los semifinalistas de la Copa América Brasil 2019.

El gol del atacante del París Saint Germain francés ocurrió en momentos cuando Chile dominaba el compromiso y había tenido las mejores oportunidades de abrir el marcador. Cavani tuvo un gran despliegue como opción para conectar en ataque con sus compañeros, tal y como lo demuestra el mapa de calor de @Driblab, y aprovechó una de sus pocas oportunidades en el partido para anotar el único gol en el estadio Maracaná.

Uruguay, al que solo le servía la victoria para quedarse con el primer lugar, comenzó presionando con Suárez por la derecha, pero chocó contra una selección chilena que alineó a cinco defensores.

Pero la Roja, pese a que reservó para cuartos de final a cuatro jugadores, entre los cuales estaba toda una referencia como Arturo Vidal, solo necesitó pocos minutos para asumir el dominio del balón, tocando atrás preferiblemente, y atacando con disparos desde lejos para intentar sorprender a Muslera.

La primera oportunidad real de gol la generó Alexis Sánchez a los 10 minutos alineado, pese al esguince de tobillo del que se recupera y quien hizo un pase preciso de tacón para que Aránguiz intentara un disparo de lejos que obligó a Muslera a esforzarse para rechazar el balón.

En los primeros 15 minutos Chile fue superior, con dominio de balón y esporádicos disparos desde lejos, mientras que Uruguay se limitó a lanzar balonazos adelante para intentar contragolpes con Suárez y Cavani. Pero a partir de ese momento Giorgian de Arrascaeta, que entró por primera vez como titular en Uruguay, asumió su función de creativo y comenzó a ordenar el juego de la Celeste.

Una de las jugadas del centrocampista del Flamengo brasileño dejó solo a Suárez frente al portero pero, pese a que el atacante del Barcelona consiguió eludirlo, permitió que el balón se alejara y desperdició la oportunidad más clara de gol hasta el momento.

La reacción uruguaya duró poco y Chile, con un Alexis Sánchez que conseguía pasar en fila por varios marcadores uruguayos, comenzó a ofrecerles jugadas a Vargas y Opazo por la izquierda, y a Aránguiz por la derecha, que constantemente obligaron a Muslera a intervenir.

Los datos recopilados por nuestros aliados de @Driblab indican que el extremo del Manchester United inglés fue uno de los jugadores más activos de Chile: completó 27 pases, incluidos 6 al área rival; 3 centros; 5 dribles, y creó 5 ocasiones de gol. A pesar de que Chile perdió el partido, Sánchez fue un verdadero dolor de cabeza por la banda izquierda del ataque austral.

A pesar del dominio chileno, Cáceres por poco consigue abrir el marcador al final del primer tiempo luego de rematar de primera un tiro de esquina cobrado por Arrascaeta, pero su balón pasó por el lado izquierdo del arco defendido por Arias.

Uruguay, que regresó al segundo tiempo con Nahitán Nández en el lugar de Nicolás Lodeiro, volvió a tomar la iniciativa del ataque con jugadas de Suárez y Arrascaeta, pero en pocos minutos Chile recuperó otra vez el control y volvió a estar más cerca del gol.

En uno de sus ataques Vargas recibió dentro del área, pero fue contenido por Godín, ya acostado en el piso, y pidió penalti tras perder el balón. Sin embargo, el árbitro lo ignoró. Un minuto después, luego del cobro de un tiro de esquina, Pulgar desperdició otra oportunidad clara para la Roja.

Chile tuvo otra ocasión clara en el minuto 68 tras un levantamiento de Opazo, cabeceado por Díaz, que se le coló a Muslera, pero que Giménez consiguió rechazar sobre la línea cuando los chilenos ya cantaban el gol.

Los chilenos consiguieron reducirle el ritmo al partido luego de que un aficionado invadió la cancha y corrió por todo el césped hasta ser derribado por Jara, a lo que siguió una discusión sobre si el chileno merecía ser sancionado.

A falta de 10 minutos para el final, y cuando todo parecía destinado al empate, Cavani, cabeceando dentro del área un balón levantado en la izquierda por Rodríguez, anotó el único tanto del partido, que le dio la victoria y el primer lugar del grupo a Uruguay.

Luego de la anotación, los dirigidos por Óscar Tabárez se dedicaron a administrar el resultado a su favor, mientras que Chile presionó hasta el final buscando el empate.