Mucho se habla en estas horas del posible destino del delantero venezolano, Salomón Rondón. Noticia que ha generado un intenso debate sobre lo qué es mejor para su futuro. Se le vincula fuertemente con el fútbol chino y, por todas las informaciones que corren, podría estar cerca de cerrar un acuerdo a petición especial del entrenador español Rafa Benítez con el Dalian Yifang.

Los tópicos más mencionados hasta ahora en la opinión pública se enfocan en la actualidad del atacante nacional, donde aún cuenta con unas capacidades propias en el primer nivel en las mejores ligas del mundo. Se destaca su cartel reflexionando que esta decisión podría significar un retroceso en su carrera, por considerar al torneo asiático como una liga de poca exigencia en lo competitivo.

Se cuestiona su elección desde el punto de vista de los clubes y la pregunta que hay que realizar: ¿y la Vinotinto qué? Si algo se ha dejado de mencionar es que Rondón es hoy el delantero centro de la selección nacional y su titularidad en la pasada Copa América justifica esta apreciación.

Durante años ha ocupado esa posición sin mucha dudas en la afición, lo que con su posible traspaso a tierras asiáticas podría desencadenar en muchas dudas reflejadas en si el ariete seguiría estando a tope para los encuentros que los criollos deban enfrentar en el futuro.

¿Y si le arrebatan el puesto? 

La evolución del fútbol venezolano es una realidad. Con la actual camada Rafael Dudamel, técnico de la escuadra nacional, cuenta con muchísimas variantes línea por línea. En el ataque precisamente el combinado criollo tiene hoy nombres brillando en el extranjero con goles en sus equipos.

El máximo goleador con la casaca criolla deberá pensárselo mejor de cara a perder esa demarcación que asechan futbolistas como Josef Martinez, Fernando Aristeguieta o el mismísimo Jan Hurtado, quienes cuentas con grandes presentes y buenas sensaciones.

Si le arrebatan el cartel en el torneo chino, el caraqueño podría perderse de la órbita de la Vinotinto donde es un referente por ser el máximo anotador en la historia del combinado, justo en el momento de más ilusión en el balompié venezolano por estar muy cerca de encarar un nuevo pre mundial con una generación consolidada.

Parte de la afición polemiza con que lo único positivo que el gladiador recibiría en China se centra en lo económico al amasar grandes sumas de dinero, pero que al mismo tiempo se cansaría de un fútbol carente de la exigencia que está habituado a enfrentar Rondon. De concretarse el pase al Dalian Yifang ¿cree usted que Salomón Rondón dejaría de ser el delantero centro predilecto de Dudamel?