Antoine Griezmann supuestamente está cerca del Barcelona y Eden Hazard del Real Madrid: el verano se anuncia galáctico en España, donde las dos superpotencias de la Liga van a poner su marca en el mercado, atrayendo a estrellas a golpe de talonario para intentar reconquistar el planeta fútbol.

¿Y si fuera el verano más estratosférico desde 2013 en España? Por primera vez en seis años, la Champions no la ganarán ni el Real ni el Barsa, y, por primera vez desde los fichajes en 2013 de Gareth Bale (100 millones de euros) y de Neymar (más de 83 millones, según la justicia), el imperio español va a contraatacar ante el auge de los clubes ingleses.

El mercado en la Liga no se abre hasta el primero de julio (con cierre el 2 de septiembre), pero a falta de Europa, los traspasos ya copan los diarios españoles, como el sorpresivo anuncio de la salida de Griezmann del Atlético. «Se va», titula el rotativo Marca, mientras el catalán Sport afirma «Griezmann da el paso» y AS afirma que «Griezmann da la espantada» al dejar el Atlético. Su cláusula de rescisión bajará de 200 a 120 millones de euros el primero de julio, dijeron a la AFP fuentes cercanas al jugador. Un cifra atrayente para un delantero de clase mundial. Y Griezmann, que sueña con ganar la Champions, se vio profundamente marcado por la eliminación esta temporada en octavos de final contra la Juventus (2-0, 0-3) y la salida del Atlético de dos de sus amigos, el uruguayo Diego Godín y su compatriota Lucas Hernández (al Bayern de Múnich).

Griezmann en la órbita del Barsa

El destino de «Grizi» aún no se conoce, pero el desenlace parece cercano: un año después del documental La decisión, en el que el jugador francés anunció que se quedaba en el Atlético, la prensa española lo coloca de nuevo en el Barsa.

Si es el caso, el futbolista tendría que convencer al Camp Nou, después de ser silbado a principios de abril por ese documental. «Griezmann genera una controversia evidente», afirma este miércoles el director del diario Sport, Ernest Folch, en un editorial.

«Efectivamente es un extraordinario jugador y un goleador, pero está muy lejos de ser el 9 depredador que necesita el equipo para sustituir a (Luis) Suárez», afirma Folch.

Como señal de buena voluntad, Griezmann aceptaría reducir su salario (20 millones de euros en el Atlético) para ir al Barsa. Y el Barcelona, por su parte, necesita un gran nombre para hacer olvidar la humillante eliminación en semifinales de la Liga de Campeones contra el Liverpool (3-0, 0-4) y mirar a la era posterior a Suárez (32 años) y Messi (31 años).

 ¿Hazard y Pogba?

Con la Liga beneficiada en 2019-2020 con un nuevo contrato al alza de derechos televisivos, el Barsa podría vivir el verano más caro de su historia: tras el fichaje oficial del centrocampista holandés Frenkie de Jong (Ajax, 75 millones de euros más variables) y una eventual llegada de Griezmann (120 millones), los catalanes apuntan también al defensa holandés Mathijs de Ligt, del Ajax, cuyo precio ronda los 70 millones de euros. Es decir, cerca de 300 millones, que ¿se compensarían con ventas (¿Rakitic? ¿Umtiti? ¿Coutinho?)?. Misma ecuación en el Real Madrid, que tras una temporada en blanco, recuperó a Zinedine Zidane como entrenador para reconstruir el equipo.

Zizou ha prometido cambios y, según la prensa española, ha empezado a entrevistarse con sus jugadores para anunciarles sus decisiones. Marca habla de varios nombres, siendo el más emblemático de ellos el galés Gareth Bale, que, en general, ha decepcionado, pese a algunos destellos.

El primer gran golpe de Zidane podría ser la llegada del belga del Chelsea Eden Hazard por más de 100 millones de euros. El rotativo francés L’Equipe informaba el lunes de una posible oficialización a principios de junio, tras la final de la Liga Europa entre el Chelsea y el Arsenal. También se habla del delantero serbio Luka Jovic (Eintracht de Frankfurt), un lateral izquierdo (¿Ferland Mendy?) y un centrocampista… que podría ser el francés Paul Pogba (Mánchester United), un jugador que «sabe hacer todo», según Zidane.