El París Saint-Germain se comprometió a dar una respuesta «esta noche o mañana» a la última oferta del Barcelona por Neymar, presentada este martes por una delegación del club español que estuvo varias horas reunida con el director deportivo de la entidad francesa.

El diario Le Parisien publica en su edición digital que el club español ofreció 170 millones de euros -en dos plazos- por hacerse con los servicios del atacante brasileño, 2 años más tarde de que el PSG lo fichara al pagar al Barcelona 222 millones de euros.

La oferta no incluye ningún jugador para aligerar el cheque, agrega Le Parisien.

El diario L’Équipe indica que sí hay jugadores en el canje, aunque todavía no se ha determinado cuáles.

Ambos medios coinciden en que el clima del encuentro fue bueno y que se avanzó en la negociación, aunque por el momento no se ha cerrado un acuerdo.

L’Équipe habla de conversaciones «constructivas y avances notables».

La reunión, que duró toda la mañana de este martes, finalizó sobre las 16:30 horas (14:30 GMT) sin que hubiera un acuerdo, pero Leonardo, director deportivo del PSG, se comprometió a responder en breve a los emisarios del club catalán, encabezados por el director general, Oscar Grau.

Junto cin él viajaron a París el secretario técnico, Éric Abidal, el miembro de la directiva Javier Bordas y el representante del Barça en Brasil, André Cury.

Neymar ausente de la lista de convocados del PSG para el partido liguero

Del lado parisiense estuvo Leonardo, en ausencia del presidente, Nasser al-Khelaïfi.

La radio RMC Sport indicó que el encuentro tuvo lugar en la localidad de Boulogne Billancourt, aledaña a París, sede del PSG y de la televisión BeIn Sports, también propiedad del fondo soberano catarí que posee el club.

Al término del encuentro, el director deportivo del PSG dijo: «Hablaremos más tarde con calma».

Última oportunidad. A falta de solo seis días para que se cierre el mercado de fichajes, la oferta del Barcelona parece la última oportunidad de que Neymar abandone el PSG, tal como desea.

Diversos medios señalan que el jugador ha hecho saber a la directiva del club parisiense que solo quiere jugar en el Barcelona.

Esa declaración puede haber hecho avanzar las negociaciones. En los últimos días el PSG era reacio a deshacerse de su estrella sin apenas tiempo para fichar a jugadores en su lugar.

Además, el club deberá afrontar la primera parte de la temporada sin dos de sus hombres clave del ataque, lesionados. Es el caso del francés Kylian Mbappé, que estará al menos un mes alejado de los terrenos de juego, y del uruguayo Edinson Cavani, máximo anotador histórico del club, cuya baja se evalúa en tres semanas.

Quieren que se quede. Componentes de la plantilla han hecho saber su deseo de que Neymar se mantenga en el club. El más claro fue el italiano Marco Verratti, amigo del brasileño.

El capitán, el también brasileño Thiago Silva, lo dijo en la radio RMC Info: «Quiero que se quede y así se lo he dicho. Es un jugador indispensable para todos los equipos».

Por el momento, Neymar sigue apartado del equipo, y aunque se entrena con sus compañeros no entra en las convocatorias.

El entrenador, Thomas Tuchel, que se muestra favorable a su continuidad, espera que se resuelva su futuro para volver a contar con el futbolista.

Los próximos días pueden ser claves. El PSG juega el viernes en Metz, tres días antes del cierre del mercado de fichajes.

Si el brasileño sigue sin estar entre los convocados, puede que no vuelva a vestir la camiseta del PSG que no se ha enfundado desde hace más de 100 días.