La vuelta a la acción no fue fácil para el Caracas FC. Los avileños disputaron su segundo choque del semestre en la altura de Quito y, tras un primer tiempo aceptable, el equipo fue dominado en el complemento por Independiente del Valle, que se impuso 2-0 y avanzó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana. 

Tras el pitazo final, el técnico capitalino Noel “Chita” Sanvicente asistió a la rueda de prensa y admitió la superioridad del elenco ecuatoriano, que había empatado sin goles con los Rojos hace una semana en el estadio Olímpico. 

“Independiente tiene jugadores rápidos y de experiencia. El margen de error nos iba a costar muy caro. En una que tuvieron no nos perdonaron”, señaló el estratega, quien de todas maneras felicitó a su equipo que puso punto final a su participación internacional en 2019. 

“Es apenas nuestro segundo partido después de la pretemporada. Lo importante es que tácticamente nos vamos exigiendo. Hay que mejorar la parte ofensiva y ser más precisos”, destacó el guayanés y, pese a reconocer la justa clasificación del rival, criticó la rigurosidad del árbitro uruguayo Leodán González, que amonestó a seis caraquistas. 

La eliminación del Caracas FC es la segunda en octavos de la Sudamericana, en la que cayó este año tras quedar fuera de la fase de grupos de la Copa Libertadores y calificar como mejor perdedor de la ronda previa. Antes de los octavos, el bando capitalino dio cuenta del Liverpool uruguayo y el año pasado se despidió en la misma instancia ante Atlético Paranaense, a la postre campeón de “la otra mitad de la gloria”.