El astro Neymar arribó este sábado en un helicóptero al centro de entrenamiento de la selección de fútbol de Brasil, cerca de Río de Janeiro, para comenzar su preparación para la Copa América, en la que la ‘Seleçao’ será anfitriona.

Fiel a su estilo «bling-bling», el delantero del París Saint Germain llegó al complejo Granja Comary en Teresópolis a bordo de un helicóptero negro con las iniciales «NJR» (para Neymar Junior), observó un fotógrafo de la AFP.

Ocho jugadores que habían llegado a la concentración auriverde en días anteriores lo hicieron en automóviles particulares.

Completamente vestido de negro, incluyendo una gorra al revés, Ney se detuvo unos momentos para saludar a los niños que lo esperaban en la salida del helicóptero y corrió hacia una camioneta para unirse a sus compañeros de equipo en el centro de entrenamiento.

«Hay mucha presión, pero cuando nuestro equipo encuentra su automatización, con el apoyo de nuestros hinchas, somos imparables», dijo Neymar en un video compartido por la Confederación Brasileña en las redes sociales.

El astro auriverde recordó que ya ha experimentado momentos difíciles en un torneo en casa, como lo fue la humillante derrota por 7-1 contra Alemania en las semifinales del Mundial 2014, un partido en el que no pudo estar al ser lesionado en los cuartos de final ante Colombia.

Un año antes de esa Copa del Mundo, la estrella brasileña se había coronado campeón y mejor jugador de la Copa de las Confederaciones de la FIFA que acogió Brasil. «Ya he jugado dos competiciones aquí, he visto el lado malo, pero también el lado bueno», agregó.