El mediocampista armenio Henrikh Mkhitaryan no viajará a Bakú, capital de Azerbaiyán, para la final de la Europa League, anunció el Arsenal, que había mostrado su preocupación por la seguridad del jugador en un contexto marcado por las tensiones políticas.

«Estamos muy decepcionados de anunciar que Henrikh Mkhitaryan no formará parte del viaje para disputar la final de la Europa League contra el Chelsea», señaló el cuadro londinense este martes. El 10 de mayo, Arsenal publicó otro comunicado en el que pedía garantías por parte de la UEFA relativas a la seguridad de Mkhitaryan. «Estamos muy preocupados de que la localización de esta final pueda impedir a ‘Micki’ jugar», agregó. 

Un conflicto enfrentó a Armenia y a Azerbaiyán durante los años 1990 alrededor del enclave del alto Karabagh, provocando aproximadamente 30.000 muertos. El alto el fuego se firmó en 1994, pero desde entonces las relaciones entre los dos países son tensas, con frecuentes enfrentamientos en la frontera.

En octubre, Mkhitaryan no acompañó al Arsenal a Azerbaiyán para jugar contra el Qarabag en la fase de grupos de la Europa League. En 2015, tampoco viajó con el Borussia Dortmund para enfrentarse al Galaba FK. A pesar de las recientes declaraciones del embajador de Azerbaiyán en Reino Unido, asegurando que Mkhitaryan estaría seguro en Bakú, el jugador estima que no hay garantías.

«Después de haber examinado todas las opciones a nuestra disposición, hemos tomado la difícil decisión de renunciar a que forme parte del viaje con el equipo», señaló el futbolista del Arsenal. «Disputar una final es una ocasión que no se presenta todos los días y debo admitir que es duro para mí no poder participar», añadió el mediocampista de los ‘Gunners’, en un breve comunicado publicado en redes sociales.

La ausencia del armenio, figura clave del Arsenal en esta competencia, constituye «una penosa pérdida», señaló el club inglés, que busca un triunfo que le permita participar en la próxima edición de la Champions League.