En el fútbol, no hay una fórmula única para el éxito. Con el paso de los años se ha demostrado que un equipo puede alcanzar cosas importantes de diferentes maneras. Una de ellas es ser defensivo con el objetivo de proteger su arco, para luego liquidar a su adversario con una oportunidad para anotar. Otra puede ser la que se basa en monopolizar la tenencia de la pelota y manejar los hilos del juego. La segunda es la filosofía de juego de Mineros de Guayana, con la que ha maravillado al entorno del balompié nacional y que lo llevó a la final del Torneo Clausura 2017, donde enfrentará al Deportivo Lara.

“Estoy tranquilo porque el grupo está respetando su trabajo y esfuerzo. Ves que los jugadores están entregados y estoy contento con el desempeño que hemos demostrado hasta ahora. Sentía que estábamos para esto”, dijo el entrenador Juan Domingo Tolisano a El Nacional.

El pasaje para la serie por el título no fue fácil de conseguir porque el duelo contra Carabobo en Puerto Ordaz se peleó de principio a fin. “Me sorprendió el cambio de esquema que implementaron e hicimos variantes sobre la marcha para adecuarnos. Fue complicado, supimos sufrir y creo que así se viven estas fases”, acotó el director técnico.

Además es la primera vez que el estratega tachirense disputará una final en un torneo corto. “Lo vivo con naturalidad. A lo largo de la carrera, uno sueña con estas instancias y con la ilusión de pelear estas competencias. Estamos en dos finales y los que llegan hasta acá las quieren ganar. Debemos estar atentos y concentrados en todo momento para terminar lo que empezamos a principio de semestre”, apuntó.

Una carrera de largo aliento. Durante el semestre, la escuadra guayanesa ha tenido que lidiar con jugar miércoles-domingo y el cuerpo técnico ha tomado recaudos para que el desgaste de tantos compromisos no afecte al colectivo.

“Nosotros hacemos los esfuerzos para que el jugador esté recuperado y pueda competir con sus armas naturales, es decir, su estado físico. Además hay un estado anímico y psicológico que debe manejarse en estas etapas y que muchas veces terminan siendo fundamentales cuando las piernas están pesadas. Hay que jugarlo con mucho corazón y a esta altura de la competencia ya es el último esfuerzo. Pero también entendemos que cuando un jugador tiene alguna dificultad, es mejor darle el espacio a otro que sí puede”, contó. 

Cabe recordar que Mineros recibirá el miércoles en Cachamay a Zamora, en el juego de vuelta de la final de copa. En el de ida, la pizarra terminó 1-1.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo