BUENOS AIRES

Todo culminó donde empezó hace un mes. El delantero venezolano Jan Carlos Hurtado firmó con el Club Atlético Boca Juniors de Argentina y se convirtió  en el primer venezolano en ser parte de la plantilla del club más ganador en América y el tercero con más copas internacionales en el mundo.

Sus primeras declaraciones aparecieron en las redes sociales de su nuevo club donde expresa, con la timidez de su personalidad fuera de la cancha, sus sentimientos. “Siempre seguí a Boca desde Venezuela y soñaba con poder jugar algún día en La Bombonera”, contó el delantero criollo.

Su nuevo director técnico, Gustavo Alfaro, quiere que juegue de punta en el equipo y le dejó un plan de trabajo físico de doble turno para estos días, mientras el plantel termina la pretemporada en América del Norte. 

Como se esperaba, no jugará el encuentro del 28 de julio en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América contra Athletico Paranaense y probablemente tampoco el partido de vuelta, todo esto mientras se pone a tono para estar al 100%.

En cuanto a los detalles de la compra del pase del jugador, lo que se ha comentado (a la espera de información oficial), es que la negociación estaría rondando los 6 millones de dólares. Boca le pagará a Gimnasia y Esgrima La Plata 3 millones por ser dueños de la mitad del pase, el mismo monto que estaría recibiendo el jugador. El contrato sería por 4 años y la cláusula de recesión por 20 millones de dólares.

A su vez, el nuevo equipo de Hurtado asume el pago del 10% de la venta (600 mil dólares, según éstos números) al Deportivo Táchira por los derechos de formación del joven delantero, porcentaje acordado hace un año cuando Jan firmó con el equipo de La Plata. Con ello, el comunicado difundido por del club andino el 9 de julio quedó solo en el recuerdo.

Por poco el final es otro. Gimnasia había llegado el pasado martes a un arreglo oficial con el Genoa CFC de Italia, por un monto que oscilaba entre 7 y 9 millones de dólares. Hurtado y su representante lo rechazaron y avisaron que estarían dispuestos a pagar la cláusula de recisión para poder firmar con Boca Juniors. Por su parte, el club xeneize le comunicó a Gimnasia que el pago se realizaría de forma inmediata, lo cual también facilitó el acuerdo, puesto que el Genoa solo adelantaría millón y medio, condicionando el resto al número de encuentros que hubiese jugado el venezolano y los logros obtenidos con el equipo.

Solo han pasado 10 meses desde que La Pantera, como se le conoce a Jan en Argentina (también le dicen El Tanque), empezó su travesía en el fútbol argentino. Empieza una nueva página tanto para el ariete vinotinto como para el libro de la historia del fútbol venezolano.