El argentino Ricardo Gareca, técnico de la selección peruana, consideró a Brasil un justo vencedor y se mostró satisfecho con la evolución de su equipo, que confía en mantener.

«Brasil fue un justo ganador. Nosotros mejoramos respeto al partido anterior y tuvimos nuestro momento, pero aprovecharon bien las oportunidades. Tuvieron tres en el primer tiempo y anotaron dos, en alguna ocasión con colaboración, con un accidente nuestro», dijo en conferencia de prensa al analizar la derrota de su equipo contra la selección brasileña 2019 en la final de la Copa América.

«El realismo de Brasil es que es mejor que nosotros. Nosotros tuvimos nuestro momento, pero Tite corrigió bien, lo adormeció. Los cambios de Brasil plancharon el partido», dijo.

Gareca, en cualquier caso, se mostró satisfecho con la evolución de su selección. «Lo más importante es darnos cuenta de que nosotros hemos evolucionado en el tiempo, eso no nos tiene que confundir sino fortalecer y es algo constante. Hay que seguir insistiendo y mantener la humildad. Saber que todavía hay selecciones que están arriba nuestro, en una constante superación», indicó.

«Yo creo que estamos bien y, más allá del dolor de la derrota, vamos por el buen camino, un camino que hay que saber interpretar. Podemos mantenernos. Somos una selección que ha mejorado y viene mejorando. Eso me deja tranquilo», agregó.

El técnico argentino niega que se pueda llamar a Perú como el equipo revelación de la Copa América, pese a alcanzar la final por primera vez en 44 años.

«Creo que ya no somos una revelación, porque tenemos jugadores con más de 60 partidos internacionales y la mayoría con 40. Hoy vinimos a ganar la Copa y teníamos el convencimiento», destacó.

«Tengo un gran respeto por mi país, amo a mi país, pero tengo un contrato con un país que me dio todo y, más allá de cualquier situación que se pueda llegar a presentar, estoy acostumbrado a respetar los contratos. Y vence en el 2021. Ese es el compromiso que tengo», dijo en la conferencia de prensa posterior a la derrota de Perú.