“¿Tú crees que un técnico que le gana a Argentina de la forma cómo lo hizo la Vinotinto el pasado viernes en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid 3-1, puede ser despedido? Esa hazaña no puede pasar por debajo de la mesa. El DT debe ser ratificado”. Eso fue lo primero que dijo un integrante de la FVF cuando lo inquirimos sobre si el organismo aceptaría la posición del estratega de poner el cargo a la orden, luego de que salieron por las redes sociales unas imágenes con la visita de Antonio Ecarri, representante especial para España del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

El seleccionador nacional Rafael Dudamel colocó su cargo a la orden el pasado viernes luego de la victoria ante Argentina en Madrid, luego de haber conversado con el vicepresidente de la FVF, Jesús Berardinelli.

“La decisión de la continuidad o no ya no pasa por Dudamel. Él ha puesto el cargo a la orden y es la Federación Venezolana de Fútbol la que debe fijar posición”, indicó Marcos Mathías, integrante del cuerpo técnico de Venezuela y quien compareció, en sustitución de Dudamel, a la rueda de prensa después de la caída 2-1 contra la selección de Cataluña.

Sin embargo, indicó que esperan que luego del retorno de la Vinotinto al país, se reúnan los directivos en torno a este caso. “Esto nos agarra en fin de semana. Hay que esperar a llegar a Venezuela y se puedan reunir los dirigentes para tomar las mejores decisiones. No está nada decidido, ha puesto el cargo a la orden y son los dirigentes los que tienen la última palabra”, dijo Mathías.

Según la agencia de noticias AFP, Dudamel tomó esa decisión despues de acusar a Ecarri, representante en Madrid de Guaidó, de utilizar políticamente un encuentro con la selección al publicar un tuit con fotos de su visita en el hotel de concentración de la selección venezolana en Madrid.

“Cuál fue nuestra sorpresa que tristemente han utilizado de manera muy pobre esta visita, han politizado la visita a la selección nacional”, dijo el viernes Dudamel después del partido.

Esta situación se produce a menos de tres meses para que la Vinotinto participe en la Copa América que se disputará en Brasil a partir del 14 de junio.