Cristiano Ronaldo fue premio Puskas en 2009, Bota de Oro en cuatro ocasiones, en dos partidos de Liga anotó cinco goles y, tras su póquer de ayer con Portugal, alcanzó las 702 dianas.

Lleva 93 tantos con la selección y su próximo objetivo, superar el récord del iraní Ali Daei, que marcó 109 goles en 149 partidos.

Cristiano Ronaldo destapó su mejor versión con tres goles en el segundo tiempo, suponía su segundo póquer de goles con las “quinas”, tras los cuatro que le metió a Andorra en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018.

Con 34 años de edad, Cristiano tiene en el horizonte el récord del iraní Ali Daei, que jugó hasta los 38 años y fijó la máxima anotación de un jugador con su país en 109 tantos.

Sólo le faltan 16 goles, aunque a tenor del ritmo goleador del crack portugués, la cifra la podría alcanzar, siempre y cuando le respeten las lesiones, ya que en Portugal tienen claro que el único que tiene asegurado el puesto en el once luso es la estrella de la Juventus.

Tras su paso por el Sporting de Portugal, y llegar a la capital siendo un adolescente procedente de Madeira, el astro marcó un total de cinco goles con el primer equipo antes de fichar por el Manchester United.

El año 2008 fue un nuevo punto de inflexión para el estrellato futbolístico del de Funchal, ya que se proclamó vencedor de la Liga de Campeones.

Ese año, a nivel individual, fue Bota de Oro con 34 goles en la Premier, a los que hay que sumar los 8 tantos que anotó en Champions, el primero de ellos contra el equipo de su corazón, el Sporting de Portugal.

En 2008 también fue distinguido con el Balón de Oro, galardón que años más tarde ganaría con el Real Madrid en 2013, 2014, 2016 y 2017.

La temporada de 2007-2008 la cerró con el premio The Best, que cada año otorga la FIFA.

 

Olfato goleador

Su talante decisivo y goleador quedó plasmado cuando en el Estadio do Dragao metió al Manchester en las semifinales de la Liga de Campeones de 2009 con un trallazo que desequilibró la contienda a favor de los ingleses.

El gol de Cristiano Ronaldo fue Premio Puskas (mejor gol de la temporada en Champions), aunque, a la postre, perderían en la final de la Liga de Campeones contra el Barcelona en el Olímpico de Roma.

Ese verano llegó al Real Madrid para agrandar su leyenda, ya que en el club blanco logró anotar 451 goles en nueve temporadas.

En la campaña 2010-2011 logró su segunda Bota de Oro, ya con el Real Madrid, tras marcar en Liga 40 goles.

La Bota de Oro también se la llevó con los merengues en 2014 (31 goles) y en 2015 (48).

Su capacidad anotadora también le sirvió para ganar con el Madrid el Balón de Oro de las ediciones 2013, 2014, 2016 y 2017; mientras que el premio The Best lo volvería a ganar en 2016 y 2017.

En la retina de los aficionados, los cinco goles que logró anotar en un mismo encuentro ante el Granada (2014) y frente al Español (2015).

Con la selección, su liderazgo es apabullante con 93 tantos, seguido de Pedro Pauleta, que mantuvo el récord durante algunos años con 47 goles.

A éstos habría que sumarles los 3 que certificó con la Sub-21, dos goles con la selección olímpica y uno con la Sub-20.