Los equipos Yaracuyanos Fútbol Club, Trujillanos Fútbol Club y Portuguesa Fútbol Club lamentaron este viernes la muerte del jugador Gerardo Mendoza quien fue asesinado en su vivienda este jueves, cuando lo interceptado presuntamente tres sujetos desconocidos.

El  futbolista fue trasladado al Hospital Dr. Pedro Emilio Carrillo, donde falleció por un disparo en la cabeza. Además, el mediocampista fue despojado del automóvil, un Fiat Palio y de su teléfono celular.  

Mendoza, de 30 años de edad, pertenecía al conjunto de Yaracuyanos, plantilla de segunda división del balompié venezolano, desde el 2019 y su contrato culminaba a finales de año. 

A través de Twitter, Trujillanos indicó que Mendoza estuvo en el club donde ganó en 2010 la Copa Venezuela y en 2014 el Torneo Apertura.

Los fanáticos también lamentaron el deceso y se unieron al duelo que embarga al fútbol venezolano.

 

El periodista deportivo Basco Bracamonte indicó en su cuenta de Twitter que el futbolista recibió un disparo en la cabeza. Se presume que el móvil fue el robo ya que la camioneta en donde viajaba no aparece.