Antes del comienzo de esta edición del US Open, se dijo que el campo Shinnecock Hills, al este de Nueva York, estaba hecho para los grandes golpeadores y que no habría un festival de birdies. Bueno, no se equivocaron. Nadie terminó bajo par en este torneo, parte del Grand Slam del golf mundial.

En este escenario se destacó el británico Tommy Fleetwood, que en la última vuelta empató el récord de score más bajo en una ronda del abierto estadounidense con su tarjeta de 63 que le impulsó al segundo lugar.

Pese a los marcadores, apenas tres golpes separaban a los cinco mejores en la tabla. El estadounidense Brooks Koepka, pese a la presión de sus contrincantes, iba enrumbado a reeditar su título de 2017.

El venezolano Jhonattan Vegas terminó el Abierto de Estados Unidos con un total de +14, a 14 golpes de la cima. Le fue mejor que a estrellas como Tiger Woods y Phil Mickelson, que no lograron pasar el corte, igual que el argentino Emiliano Grillo y el colombiano Sebastián Muñoz.

“Ha sido una semana muy bonita. Me ha dado confianza para seguir jugando mejor los grandes”, dijo Vegas a la agencia Efe. “Fue una semana muy dura en el US Open pero de mucho aprendizaje. Lo importante es que mi juego va por buen camino”.

El monaguense también participará en el Abierto Británico en julio, en el complicado recorrido escocés de Carnoustie.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo