La Vinotinto sub 23 cayó contra Brasil 4-1 en su primer partido amistoso de cara al Preolímpico que se realizará en Colombia desde el 18 de enero hasta el 9 de febrero.

Luego de una larga espera por falla eléctrica comenzó el partido en donde  los locales implementaron su ritmo de juego.

La Vinotinto mantuvo el orden táctico y espero a Brasil en su campo en busca de generar contraataques con Hebert García y Jan Carlos Hurtado.

En las primeras de cambio fue el equipo brasileño quien propuso ideas de juego, pases filtrado y mucha intensidad. Bastaron solo 6 minutos para que el arquero Vinotinto, Joel Graterol, hiciera su primera aparición del partido.

Pasaron los minutos y la canarinha seguía llevando peligro al área venezolana. Al minuto 17 un cabezazo de Matheus Cuna, que tapó de forma extraordinaria Graterol, era el aviso de que pronto iba a caer el gol.

Con apenas 20 minutos jugados, Brasil abrió el marcador con remate desde fuera del área de su capitán, Douglas Luiz, que dejó sin opciones al portero venezolano.

Sin embargo, mediante la pelota parada la Vinotinto llegaría al empate en los pies de Christian Cásseres al minuto 37, luego de que tomara un rebote que despejó el arquero rival tras el tiro libre que cobró Hebert García.

El Torito, pudo sacarse la marca de dos jugadores brasileños para rematar desde fuera del área y clavar el balón en la escuadra izquierda del arquero rival.

En el comienzo del  segundo tiempo, Brasil mantuvo la intensidad y pudo marcar dos goles en menos de 20 minutos, ambos obra de Antony.

Hebert García intentó descontar pero su cabezazo pasó cerca del poste derecho brasileño.

Cuando Venezuela adelantó sus líneas y presionaba alto, Brasil, de contragolpe,  pudo concretar el cuarto y definitivo gol en el estadio de Recife.

Con este resultado los dirigidos por Amleto Bonaccorso regresarán al país para preparar lo que será su próximo partido el 15 de octubre en el estadio Olímpico de la UCV contra Bolivia.