Eugenio Suárez
Foto Archivo

Eugenio Suárez, infielder de los Rojos de Cincinnati, se presentó en los entrenamientos y cree que estará listo para el juego inagural después de la cirugía por lesión en un hombro.

El manager David Bell dijo: “El último informe que vi era muy optimista. Está respondiendo bien a los tratamientos”.

“Todo luce indicar que la cirugía fue exitosa. Después de la operación hubo algunas interrogantes con respecto a cuándo estaría listo. Pero las últimas veces que hemos hablado, cada vez suena más y más realista la posibilidad de pensar en el Día Inaugural. Y si no pasó, pues no pasó”, añadió.

Suárez sufrió la lesión el 28 de enero, cuando jugaba con su hija en la piscina de su casa.

“Estábamos jugando y me empujó en la piscina. Casi todos los días lo hacíamos. Pero esa vez caí en la parte más llana. Le pegué al piso con el brazo. El hombro se me fue hacia atrás… sentí como un “pop”, pero no le presté atención porque no me dolió mucho, así que seguimos jugando”, contó el venezolano sobre como sufrió la lesión.

Y agregó: “Los próximos dos días después de eso, empecé a sentir algo en el hombro. No le presté atención, seguí adelante con mi rutina, bateando bien, entrenando bien. Pero cuando empecé a lanzar, sentí que no tenía nada de fuerza. Era como que los tiros no llegaban y me dolía. Ahí fue cuando llamé al doctor”.

El antesalista tuvo en 2019 la mejor campaña de su carrera. Bateó para .271, con 49 cuadrangulares, 103 carreras impulsadas, 87 anotadas y 156 indiscutibles.