España
Jugadores españoles celebran la victoria ante Eslovaquia. Foto: JAVIER SORIANO / POOL / AFP

España se metió en los octavos de final de la Eurocopa tras golear 5-0 a Eslovaquia este miércoles en Sevilla, volviendo a la senda de la victoria tras sus dos empates iniciales.

Los goles del arquero Martin Dubravka (30) y de Juraj Kucka (71) ambos en propia puerta, de Aymeric Laporte (45+3), Pablo Sarabia (56) y Ferran Torres (67) metieron a España en la siguiente fase, donde se enfrentará a Croacia.

La victoria permitió a España arrebatar el segundo puesto del grupo E a los eslovacos, que quedan fuera de la competición continental, al igual que Polonia que cayó este miércoles 3-2 con Suecia, líder de la llave.

España mostró otra cara

España volvió a ser la dueña absoluta del juego ante una Eslovaquia, que apenas pisó el campo contrario, encerrada en su campo, dispuesta a aguantar un empate, que le aseguraba el pase a octavos.

Con varios cambios, entre ellos, la entrada de su capitán Sergio Busquets, para hacer fluir el juego de los españoles, España empezó pronto a asediar el arco contrario.

Tras fallar Álvaro Morata un penal (12), Pablo Sarabia soltó un fuerte disparo que rebotó en el larguero, el balón se fue hacia arriba y al caer, el portero eslovaco Martin Dubravka, intentando palmear el balón fuera, lo introdujo en su portería (30).

Eslovaquia trató de dar un paso adelante, pero le costó superar la presión española y antes del descanso la Roja aumentaba su cuenta.

En el descuento, Gerard Moreno sirvió un centro casi desde la línea de fondo que cabeceó Aymeric Laporte a las redes eslovacas (45+3).

El segundo tiempo

Apenas había empezado a rodar el balón tras la pausa cuando Pablo Sarabia remató un centro desde la izquierda de Jordi Alba para poner el 3-0 (56).

El tanto fue un duro golpe para los eslovacos, que apenas 10 minutos más tarde veían como Ferran Torres, recién ingresado al campo por Morata (66) hacía de tacón el 4-0 (67).

Fue el golpe de gracia para una Eslovaquia que ya sólo se dedicó a aguantar las embestidas de España, animada por la goleada.

España aumentó la cuenta cuando tras una serie de rechaces en boca de gol Kucka metió el balón en su propia portería (71).


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo