Djokovic autoridades
Foto Archivo

El tenista serbio Novak Djokovic, a quien le anularon por segunda vez su visado de entrada este viernes, será interrogado el sábado en la mañana por las autoridades de inmigración australianas, informó el diario The Sydney Morning Herald.

Se desconoce si a Djokovic, que estuvo en un hotel utilizado como centro de inmigración desde el día 6 cuando llegó al país, lo volverán a detener la autoridades, según la fuente. El deportista salió el pasado lunes cuando fue puesto en libertad por un juez.

Está previsto que los abogados del tenista recurran a los tribunales esta decisión, que supone su expulsión del país al considerarlo un riesgo por no estar vacunado contra el covid-19 y la posibilidad de que se le impida la entrada en el país durante tres años.

Sin embargo, los analistas pronostican que será difícil que tengan éxito en revertir la cancelación, ya que tendrán que demostrar que hubo un «error» o que la prohibición carece de base legal.

El ministro de inmigración de Australia, Alex Hawke, usó los poderes especiales que la ley le concede para anular el visado de Djokovic por razones sanitarias y de orden público. Sin embargo, el deportista todavía puede apelar ante los tribunales esta decisión.

«Hoy ejercí mi poder bajo la sección 133C (3) de la Ley de Inmigración para cancelar el visado del Sr. Novak Djokovic basado en razones sanitarias y del mantenimiento del orden«, señaló el ministro en un escueto comunicado. En el texto remarcó que sopesó «cuidadosamente» la información proporcionada por todas las partes.

El caso de Djokovic

Djokovic viajó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica que le permitía jugar en el Abierto de Australia sin estar vacunado. Sin embargo, después las autoridades de Inmigración le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta que el lunes un fallo judicial le dio la razón al tenista.

Además de no estar vacunado contra el covid-19, el tenista reconoció errores e inconsistencias en la declaración para entrar a Australia. También reconoció un «error de juicio» al saltarse el aislamiento tras contagiarse de covid-19 en Serbia en diciembre.

Djokovic declaró a su llegada al país austral que no viajó en los últimos 14 días previos, pero sí se desplazó de Serbia a España. Asimismo, en su país de origen concedió una entrevista a un medio francés sabiendo que era positivo de covid-19.

El tenista entró la víspera al sorteo del Abierto de Australia, que arranca el lunes, en medio de la incertidumbre por nueva batalla judicial en el desarrollo del torneo.

A Djokovic lo han criticado mucho en  Australia, que sufre severas restricciones por la pandemia y donde más de 77% de la población está vacunada contra el covid-19.

Australia, que celebra elecciones este año, lucha contra un repunte de casos, que pasaron de menos de 2.000 contagios diarios en diciembre a casi 150.000 en esta semana, en medio de la escasez de productos por los contagios entre trabajadores esenciales.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!