Machís
El delantero del Cádiz CF Darwin Machís celebra tras anotar durante el partido de LaLiga EA Sports que enfrenta al Cádiz CF y al Villarreal CF en el estadio Nuevo Mirandilla. Foto: EFE/ Román Ríos

El Juzgado de lo Penal 2 de Granada ha condenado al futbolista venezolano Darwin Machís, actualmente en el Cádiz CF, a una multa de 9.600 euros como autor de dos delitos de lesiones en el transcurso de una pelea en las inmediaciones de un bar en Churriana de la Vega (Granada), misma condena que impone a dos de los otros tres acusados que estaban procesados en la causa.

Según consta en la sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, el delantero también ha sido condenado junto a otros dos implicados a la prohibición de acercarse a menos de 100 metros y a no comunicarse durante dos años con los dos denunciantes.

Condena a Darwin Machís

El fallo condena al futbolista al pago de una multa de 9.600 euros por dos delitos de lesiones, reduce la multa impuesta a otros dos acusados hasta los 3.840 euros y absuelve a un tercer implicado al considerar que no está probada su participación en los hechos.

El magistrado refleja como hechos probados que el 4 de abril de 2021, Darwin Machís, entonces jugador del Granada, la emprendió a golpes, junto a otros dos de los procesados, contra los denunciantes en las inmediaciones de un bar situado en la localidad metropolitana.

Machís lanzó una patada a la cara de uno de los demandantes, mientras este se encontraba de rodillas en el suelo tras ser empujado y golpeado por los otros dos participantes, según el juez, al tiempo que el jugador también lanzó un puñetazo a la cara del otro denunciante, siendo luego golpeado por los otros dos.

En el lugar de los hechos, refleja la sentencia, se encontraba la pareja sentimental de uno de los denunciantes y que previamente había mantenido una relación con el futbolista.

Como consecuencia de los hechos, uno de los denunciantes sufrió fractura de huesos propios en la nariz así como contusiones en varias partes del cuerpo y heridas por las que tardó en curar 35 días, de las cuales 20 fueron impeditivos.

Mientras, el otro demandante sufrió un traumatismo craneoencefálico leve, así como la fractura de varios huesos, contusiones y heridas por las que tardó en curar treinta días, de los que veinte fueron impeditivos.

El juez no cree acreditado que los acusados lanzaran sillas del establecimiento contra las víctimas, ni que el cuarto acusado, que también declaró en la vista oral celebrada el pasado 4 de octubre, participara en los hechos.

En materia de responsabilidad civil, los penados deberán indemnizar conjunta y solidariamente a los dos demandantes con 6.383 y 2.164 euros respectivamente.

La Fiscalía solicitaba 18 meses de prisión para cada uno de los acusados mientras la defensa de los procesados, representada por José Félix Fernández, pedía rebajar esa pena a una multa de 3.600 euros.

La acusación particular, ejercida por el letrado Carlos Aránguez, ha mostrado su satisfacción ante la sentencia condenatoria, aunque ha adelantado que presentará un primer recurso de apelación al considerar que «no todo se puede solucionar con dinero.

Aránguez, que solicitó para Machís y el resto de acusados una condena a cuatro años de cárcel, ha insistido en que su despacho cree que procede ante los hechos una sentencia «más severa» por lo que está dispuesto a llevar el caso al Tribunal Supremo y, si es necesario, a pedir amparo ante el Constitucional.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!