Cristiano Ronaldo, delantero portugués de la Juventus, asistió este lunes a las Finales ATP de Londres para ver el partido del serbio Novak Djokovic ante el estadounidense John Isner.

El portugués, que este fin de semana participó en la victoria de su equipo ante el Milán con un gol, tuvo un asiento privilegiado a pie de pista en el O2 Arena.

«CR7», quien quedó fuera de la convocatoria de Portugal para los partidos amistosos, estuvo acompañado por su novia, la española Georgina Rodríguez, y su hijo, Cristiano Ronaldo Júnior.

Ronaldo es un gran aficionado al tenis y se le ha visto en otro torneos como el Masters de Madrid. Cuando las cámaras enfocaron su imagen, el público le brindó una calurosa ovación.