El nuevo entrenador del Valencia, Albert Celades, aseguró que dirigir a ese equipo «es un reto maravilloso, independientemente de la situación que se vive ahora mismo». El entrenador está consciente del ambiente que pudo haber creado en el entorno del club y en el vestuario la destitución de Marcelino García Toral.

«Está claro que no es una situación normal, todos somos conscientes. No dispongo de toda la información», apuntó cuando se le preguntó por las causas de la destitución.

De hecho, Celades aseguró que no llega para cambiar el sistema que su predecesor ha impuesto en el Valencia. «Somos conscientes del trabajo de Marcelino en este tiempo y nuestra opinión es que ha hecho cosas muy buenas y queremos seguir alimentándolas», dijo.

«No venimos a romper lo que hay, ni mucho menos, tenemos muchísimo respeto y una muy buena opinión de Marcelino y su ‘staff’. Vamos a intentar seguir fomentándolas para que sigan sucediendo cosas buenas», señaló.

«Sin duda, va a ser complicado, el Valencia siempre es un toro, un gigante, sabemos de dónde venimos y vamos a tratar de aportar nuestro trabajo de la mejor manera», explicó en una rueda de prensa antes de asegurar que no tiene «miedo».

«Uno desea siempre una llamada como esta, de un club muy grande. Es una oportunidad muy grande y un reto muy grande», afirmó Celades, quien explicó que recientemente ha estado en Singapur con Peter Lim, propietario del club, pero agregó que «el fichaje ha sido muy rápido».

Mucha unión. También se mostró consciente de la unión que había entre buena parte de la plantilla y García Toral: «Sé la situación y puedo entenderla porque ha sido todo muy rápido y algunos estaban muy apegados al cuerpo técnico, pero nosotros vamos a tener una relación de trabajo y a llevarnos de la mejor manera posible».

No quiso especificar el objetivo del equipo, y aseguró que «en un equipo como este siempre es ganar el máximo número de partidos posible».

El nuevo entrenador del Valencia pasó por encima de las palabras previas del presidente Anil Murthy, quien dijo que el club debe compaginar la máxima ambición en sus objetivos con las oportunidades a los más jóvenes.

«Vamos a poner a los jugadores que nos van a ayudar a ganar, independientemente de la edad que tengan, pondré al que crea, da igual que tenga 25 o 19 años», afirmó Celades, quien agregó no saber nada del futuro de Rodrigo Moreno ni de Mateu Alemany, director general del club.