El abridor venezolano Carlos Carrasco, de los Indios de Cleveland, se convirtió en la figura de la jornada del beisbol en las ligas menores, después de recibir un diagnóstico de leucemia.

Carrasco entró como relevista con Doble-A Akron en contra de Harrisburg. Recibió una ovación de pie en Canal Park. Fue su primera aparición desde junio, cuando se le diagnosticó leucemia mieloide crónica.

Finalizó su primer episodio de labor con un ponche y el lanzador, de 32 años de edad, tiene programada otra aparición el jueves con Akron y posteriormente él y los Indios decidirán su siguiente paso. Carrasco quiere regresar y ayudar a los Indios esta temporada.

Los Indios se han fortalecido en torno a Carrasco. Durante el Juego de Estrellas en julio,  apareció en el terreno para recibir el tributo de las Grandes Ligas llamado “Stand Up To Cancer” (“Levantarse contra el cáncer”) y las camisetas con la leyenda “I Stand With Cookie” (“Me levanto por Cookie”) se han popularizado en toda la ciudad.

El resto de la jornada también dejó el protagonismo ofensivo de su compatriota, el segunda base Asdrúbal Cabrera pegó el último de los cuatro vuelacercas que tuvo el equipo de Washington y lideró el ataque demoledor de los Nacionales que se impusieron por blanqueada y paliza de 13-0 ante los Piratas de Pittsburgh.

Cabrera, que se fue de 3-2, con 2 anotadas y 5 impulsadas, ayudó al trabajo de 3 relevistas que se combinaron para 6 entradas y 2 tercios con solo un imparable permitido.

Los Diamondbacks de Arizona vencieron 5-3 a los Rockies de Colorado y el jardinero izquierdo venezolano David Peralta conectó un triple de 2 carreras en el octavo que dio la victoria al relevista cubano Yoan López (2-5), quien sacó 2 “outs” en la parte alta del episodio.