Bottas aseguró el segundo lugar del campeonato de pilotos / Foto AFP

El finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), que acabará segundo en el Mundial de Fórmula 1, fue el más rápido este viernes en los entrenamientos libres para el último Gran Premio del año, el de Abu Dabi, y marcó el mejor tiempo en ambas sesiones disputadas en el circuito de Yas Marina.

Bottas firmó el mejor crono de toda la jornada en el segundo ensayo, ya de noche y con luz artificial, en el que cubrió, en la mejor de sus 28 vueltas y con neumático blando, los 5.554 metros de la pista emiratí en 1 minuto, 36 segundos y 256 milésimas, 310 menos que su compañero inglés Lewis Hamilton, que festejará este fin de semana su sexto título mundial, el quinto con Mercedes en los últimos 6 años.

Las 3 escuderías dominantes se ordenaron por parejas, y detrás de los Mercedes se inscribieron en la tabla de tiempos los Ferrari del monegasco Charles Leclerc -tercero, a 386 milésimas- y del alemán Sebastian Vettel -a 435-; y los Red Bull, con el holandés Max Verstappen, quinto (a medio segundo) y el tailandés Alexander Albon sexto, a un segundo del crono de Bottas.

Alonso de nuevo de visita en la Fórmula 1

El español Fernando Alonso, doble campeón mundial de Fórmula 1 (2005 y 2006, con Renault) y que este año se proclamó campeón del mundo de Resistencia (WEC) con Toyota, está de visita en la categoría reina, en la que deslumbró durante los pasados 17 años, y siguió en directo los entrenamientos libres este viernes del Gran Premio de Abu Dabi, en Yas Marina.

Alonso, de 38 años de edad, acude, por tercera vez este año, después de Bahrein y Monza (Italia), y en su condición de embajador de McLaren -la última escudería en la que pilotó en F1-, a un Gran Premio de Fórmula 1, categoría en la que el genial piloto asturiano capturó las 32 victorias que cuenta España a lo largo de toda su historia.

El doble campeón mundial asturiano está en la capital de los Emiratos Árabes Unidos junto a su representante y hombre de confianza, Luis García Abad, y asistirá a una serie de eventos junto a los responsables de McLaren, la actual escudería de su compatriota, el madrileño Carlos Sainz, que acaba de firmar su primer podio en F1 hace dos domingos en Brasil.

Adiós definitivo, o un hasta luego

Alonso, que se despidió hace justo un año de la F1, precisamente en Abu Dabi -sin que se sepa aún si será un adiós definitivo o un hasta luego-, presenció desde el muro de McLaren el segundo entrenamiento libre; después de departir de forma amistosa en el motorhome de la escudería de Woking con Carlos Sainz, padre, doble campeón mundial de rallys (1990 y 1992, con Toyota), con el que coincidirá en su próximo gran reto: el Rally Dakar, que el «Matador» se anotó en 2 ocasiones (en 2010, con Volkswagen, y en 2018, con Peugeot).

«No me da ningún consejo», bromeó el ovetense acerca de las supuestas referencias que no le apunta Sainz acerca del Dakar, que se disputará en el próximo mes de enero, por primera vez en Arabia Saudí.

El genio astur -autor de 97 podios, 22 «poles» y 23 vueltas rápidas en F1-, que también bromeó con algunos periodistas españoles desplazados a los Emiratos Árabes Unidos, explicó a Efe en Yas Marina que su preparación en las dunas con miras al nuevo reto «es dura».

Alonso también comentó a Efe que después del Gran Premio de Abu Dabi, que seguirá durante todo el fin de semana, asistirá la próxima semana a dos importantes eventos, en París: el lunes, al del Salón de la Fama, y el viernes a la gala de la FIA (Federación Internacional del Automóvil), donde recogerá el trofeo que lo acredita como campeón mundial de Resistencia (WEC).

Más adelante, también en diciembre, asistirá a la Gala del WEC, que tendrá lugar en Bahrein.