El infielder venezolano Wilmer Flores está de vuelta en el roster activo de los Diamondbacks. Este jueves fue retirado de la lista de lesionados y su equipo dio por terminada su rehabilitación en las Ligas Menores. Comienza así su lucha por recuperar el terreno perdido en Arizona, donde llegó a jugar como titular.

Flores se fracturó un pie hace dos meses y perdió más tiempo del que se esperaba. En el ínterin, Jake Lamb surgió como antesalista de todos los días, lo cual forzó la mudanza de Eduardo Escobar a la intermedia, mientras que Christian Walker se consolidó como dueño de la inicial.

Escobar pudo moverse de sitio gracias a su versatilidad. Lo mismo ocurrió con el dominicano Ketel Marte, que se fue de la intermedia al jardín central, para dar cabida al aragüeño. Y ninguno de ellos irá a la banca, porque son los dos mejores bates de los desérticos, del mismo modo que Lamb y Walker se han ganado el favor del cuerpo técnico con su rendimiento general.

El primer lineup de los ofidios con Flores de regreso no mostró su nombre entre los abridores.

El carabobeño comenzó frío con el madero, pero mejoró al avanzar la zafra y tenía promedios de .281/.326/.398 al momento de lastimarse. Sumó 9 dobles, 2 jonrones y 14 empujadas en esos 42 duelos.