Willians Astudillo, encendido con el bate en las Ligas Menores, regresa a las Grandes Ligas con los Mellizos de Minnesota, aunque lo hace menos por su éxito en Triple A y más por el infortunio de uno de sus compatriotas.

Una lesión del superutility Marwin González dejó inactivo cuando menos por los próximos 10 días al jugador nacido en Ciudad Bolívar, y su lugar en el roster activo fue tomado este miércoles por Astudillo, que bateaba para .526 desde que hace dos semanas fue enviado al Rochester.

González bateaba para .255/.323/.420 en 63 encuentros, actuando prácticamente a diario, pese a no tener posición fija. Vio acción en la primera, la segunda, la tercera, el short y los jardines derecho e izquierdo, pero sufrió el tirón que le dejó inhabilitado.

Tiene 9 jonrones, con buen ritmo para superar los 16 que largó en la campaña pasada y alcanzar los 23 que impuso como tope personal en 2017.

Astudillo, que está en su segunda zafra en las Mayores, comenzó la justa arriba, el Día Inaugural, pero fue cortado al caer en un slump, poco después de perder un par de semanas por un problema físico semejante al que hoy aqueja a González.

Estaba encendido en las granjas de los gemelos, con 20 hits en los 38 turnos que consumió desde que fue bajado.

El papel de Astudillo también será multiposición y compartirá la banca con el prospecto criollo Luis Arráez, subido el martes ante la lesión del también nativo Ehire Adrianza. Ha defendido la receptoría, la inicial, la antesala y las dos esquinas de las praderas exteriores en Minnesota.

Pablo López queda fuera en su mejor momento y Miami llama a José Quijada

El derecho zuliano tenía 1.80 de efectividad en sus últimas cuatro aperturas y se había convertido en uno de los abridores más confiables de manager Don Mattingly. Su compatriota tomó este miércoles su lugar en el staff, pero estará en el cuerpo de relevistas.