Germán Márquez no tuvo el mejor de los inicios en su primera apertura de la segunda mitad de campaña. El derecho de San Félix fue vapuleado por los Gigantes de San Francisco, que lo castigaron con 11 carreras y 11 inatrapables en apenas 2 innings y 2 tercios de labor.

La salida de Márquez fue la peor en carreras permitidas de su trayectoria y la segunda más floja en cuanto a incogibles se refiere, si bien el bolivarense sumó su quinta apertura de 2019 de 10 o más cohetes recibidos. El diestro vio subir notablemente su efectividad de 4.45 a 5.12 en 21 inicios.

“Se vio que no traje nada en la bola. Todos lo vieron. Solo me queda pasar la página y hacerlo lo mejor que pueda en mi próxima salida”, dijo Márquez a la MLB. El diestro puso su marca en 8-5 y un discreto 4-2 en Coors Field –casa de los Rockies– en 11 aperturas en Colorado.

“No pudo sentirse cómodo con el slider, que, junto con la localización de su recta, es un aspecto clave en el repertorio de Germán”, opinó el manager de los de Denver Bud Black. Márquez permitió cinco carreras en el primer inning y tras un segundo acto en blanco, fue bateado en el tercero con seis anotaciones, en el choque que los californianos se llevaron cómodamente 19-2.

“Fue duro, pero tengo que mantenerme positivo y salir de este momento”, añadió un decepcionado Márquez, quien en su próxima salida, el fin de semana, se medirá nada menos que con los Yanquis de Nueva York en Yankee Stadium. El venezolano ha permitido 19 carreras limpias en los 14.2 innings de sus últimas 3 salidas.