El zurdo venezolano Darwinzon Hernández, uno de los principales prospectos de los Medias Rojas, fue llamado este martes a las Grandes Ligas y estrenó el uniforme de Boston durante la doble cartelera frente a los Tigres de Detroit, en el Fenway Park.

El serpentinero nacido en Ciudad Bolívar tuvo una gran pretemporada en los juegos de exhibición, con 0.82 de efectividad en 11 innings, en los que ponchó a 12 hombres. Apenas su descontrol, pues entregó 8 bases por bolas, y su edad, pues en diciembre cumplió 22 años de nacido, evitaron que hiciera el equipo para el Día Inaugural.

La mala campaña de los patirrojos influyó en esta convocatoria. La tropa que dirige el manager Alex Cora apenas necesitó tres debutantes en toda la zafra pasada, pero ha llamado a tres reclutas sin experiencia previa en la MLB en los últimos tres días, mientras lucha por alejarse del último lugar en la División Este de la Liga Americana.

“Nunca pensé que estaría aquí”, declaró Hernández al reportarse al centenario parque de su escuadra, mientras declaraba a la estación WEEI que en su niñez y adolescencia prefería jugar fútbol, no beisbol.

“A los 15 años de edad no había jugado pelota”, confesó. “Me pusieron a jugar con algunos amigos, al principio como un hobby, y me gustó”.

Hernández pertenece en Venezuela a los Cardenales de Lara, pero todavía no debuta en la LVBP.

Solamente dos trabajos en Triple A le bastaron para recibir este llamado. Actuando como abridor, tenía 1.80 de efectividad y 15 guillotinados en 10 entradas, aunque con 7 pasaportes.

Su recta se acerca a las 100 millas por hora. Se apoyará en ella para dar sus primeros pasos en las Mayores.