El venezolano Andrés Galarraga, que se uniformó en las Grandes Ligas con seis equipos a lo largo de su carrera y venció el cáncer en 1999, pasó otro cumpleaños en Miami, Florida.

Galarraga fue uno de los jugadores de poder que más impactó las Mayores, incluso posee el récord del cuadrangular más largo (522 pies). Asimismo, la agilidad que mostró en la primera base para capturar batazos y piconazos hizo que lo apodaran el Gato.

El caraqueño debutó con Expos de Montreal en 1985 y siguió con el mismo equipo por siete años, en los que conectó 106 cuadrangulares y 830 imparables, impulsó 433 carreras y anotó en 394 oportunidades.

En la campaña de 1992 jugó una temporada con Cardenales de San Luis, equipo con el que dejó promedio de .243, 10 vuelacercas, 39 carreras fletadas y 38 registradas.

La siguiente zafra, Galarraga jugó con Rockies de Colorado, donde formó un trío importante para el equipo junto con Vinicio Castilla y Dante Bichette durante cinco temporadas. Con el conjunto rocoso el inicialista bateó 172 estacazos de vuelta completa y 843 indiscutibles, empujó 579 carreras y anotó 476.

El criollo vistió en 1998 el uniforme de Bravos de Atlanta y dejó promedio de .305, 44 bambinazos, 121 fletadas y 103 anotadas. Pero un año más tarde, el primera base tuvo que enfrentar la batalla más importante de su vida. Fue diagnosticado con cáncer luego de haber sentido dolor en la espalda, y tuvo que ausentarse por el tratamiento de quimioterapia.

En 2000 regresó al campo de juego y en su primer turno al bate en Atlanta sacudió un cuadrangular y las gradas del Turner Field se cayeron en ovación para el nativo.

En la temporada de 2001 vistió dos uniformes, el de los Bravos y el de Gigantes de San Francisco. En la suma total de los registros que tuvo en ese año, promedió .256, 17 batazos de vuelta completa, 69 RBI y 50 R.

Galarraga jugó cuatro años más y sus números decayeron estrepitosamente, como lo empieza a sufrir un jugador de 43 años de edad. Volvió a vestir los colores de Montreal y San Francisco, pero se uniformó por última vez con la novena de Angelinos de Anaheim en 2004.

El Big Cat dejó promedio vitalicio en la gran carpa de .288, 399 cuadrangulares, 1425 empujadas, 1.195 anotadas y sorprendentemente 128 bases robadas. Además, asistió a 5 Juegos de Estrellas, 2 Bates de Plata, 2 Guantes de Oro y ganó Regreso del Año en el 2000.