El couch regresó a España a las semifinales después de 13 años | EFE

La selección española de Sergio Scariolo venció este martes a Polonia en los cuartos de final del Mundial de China 2019, para inscribir su nombre entre las mejores cuatro selecciones del baloncesto internacional.

España venía de liderar Grupo J, al derrotar a Italia (67-60) y a Serbia (81-69) en la segunda ronda del torneo, luego dominar sin problemas el Grupo C en la primera fase, con trío de victorias.

El quinteto de Scariolo derrotó a los polacos 90-78 en un duelo que se realizó el día de hoy. Ahora espera rival entre Australia y República Checa para disputarse el boleto a la gran final.

 

Llave favorable

A pesar de mantenerse invicto durante el Mundial de China 2019, España había tenido una actuación discreta hasta la victoria ante Serbia que el dio el liderado del Grupo J.

Allí el conjunto hispanoparlante demostró el talento que trae consigo y esquivó una bala, al eludir la llave donde se encuentra Argentina, equipo que venció temprano 97-87 a los serbios y también está en las semifinales.

En el mismo lado de los cuartos de final se encuentran el vigente monarca Estados Unidos, que enfrentará a Francia este miércoles.

Por su parte, mañana también jugarán australianos y checos por la oportunidad de medirse a los dirigidos por el coach Sergio Scariolo.

Si bien son rivales temibles, no tener que ver a argentinos, franceses o estadounidenses hasta una hipotética final hacen que la victoria dominical ante Serbia tenga mayor mérito.

Fernández aportó 16 puntos por el conjunto español | EFE
Un paseo

La selección de España venció a los polacos no solo en el resultado sino en el juego en sí.

El dominio ibérico fuel total, al punto de que ganó todos los cuartos: 22-18, 24-23, 21-17 y 23-20. Con un puntaje de 46-41 en la primera mitad y 44-37 la segunda para un cómodo resultado de 90-78.

El jugador más destacado entre los dirigidos por el quinteto de Sergio Scariolo fue el base Ricky Rubio con 19 puntos, 5 rebotes y 9 asistencias en 29:14 minutos disputados.

Otro que aportó mucho para la causa fue Willy Hernángomez. El pívot anotó 18 puntos y repartió una asistencia con 4 rebotes en solo 16:23 minutos.

Su hermano Juancho (ala-pívot) estuvo en el equipo inicial y sumó 14 puntos, 3 rebotes y 1 asistencia en 24:34 minutos.

Marc Gasol (pívot) y Rudy Fernández (escolta) fueron los otros que pudieron acumular dos dígitos en el tablero, con 10 y 16 tantos en 23:37 y 26:44 minutos de juego, respectivamente.

Gasol además capturó dos balones y repartió 7 asistencias. Víctor Claver (ala-pívot) completó el quinteto abridor (4 rebotes, 2 asistencias y 6 unidades).

Por Polonia resaltó el escolta A. J. Slaughter, quien anotó 19 puntos, capturó 2 rebotes y dio 6 asistencias en 33 minutos y 7 segundos de partido.

España consiguió 32 de 62 tiros de cancha, por 29/60 de los polacos. En triples consiguió 11/30 por 10/28 y en tiros libres acertó 15 de 22 por 10 de 14 de Polonia.

Dominio de principio a fin.