A pesar que no es la primera vez que Gregory Echenique no podrá estar con la selección nacional de básquet, su ausencia para los panamericanos de Lima representa una baja sensible por lo que significa en el combinado y por ser el jugador con más estatura con el que iba a contar Fernando Duró.

La Vinotinto pierde mucho con no tenerle, puesto que uno de sus rubros más destacados es la de los rebotes. Aunque el alero Anthony Pérez ocupó en la lista el lugar de Gregory, son otros los nombres que en los tabloncillos deberán encargarse de la difícil labor de equilibrar el juego a favor de los criollos. Aquí abajo colocaremos esos tres nombres.

Windi Graterol: es un habitual en la selección nacional desde hace años, a pesar que el combinado a estado dirigido por distintas manos. A sus 32 años sigue siendo un jugador contundente por su estatura y aún se recuerda su aporte fundamental en la victoria contra Canadá en el Suramericano de Baloncesto 2016.

Si Graterol logra brindar a Duró herramientas en lo defensivo para la zona pintada seguramente tendrá muchos minutos en Lima, generando que otros jugadores acusen un desgaste menos agudo.

Néstor Colmenares: a pesar que no cuenta con la estatura (2,03 m) propia de un puesto cinco, la bestia es un jugador muy trabajador en la pintura, que dentro de sus características positivas tiene una gran defensa. El ataque es su faceta más destacada y, tras las complicaciones en la confección de la plantilla, el nacido en Caracas deberá también aportar con lo que se conoce de él,  que es su actitud sacrificada en la pintura.

Miguel Ruiz: estar en la selección, luego que Néstor “Che” García lo llamara, significaron una ayuda sustancial en su evolución como jugador. Es un torneo para consolidarse con el combinado nacional aprovechando este torneo panamericano como una vitrina para mostrar sus grandes condiciones. Seguramente Ruiz tendrá muchos minutos para equilibrar la situación de los rebotes.

Lo colectivo debe prevalecer. Desde hace tiempo el baloncesto venezolano se define por lo que hace el accionar en conjunto y no las individualidades. Este certamen no debe ser la excepción en este sentido. Seguramente el entrenador argentino intentará taparla la baja de Echenique con el funcionamiento colectivo que signifique un gran desgaste en los jugadores presentes.

Por lo pronto, la lista final rumbo a los panamericanos, Lima, 2019, aún no está definida y se espera que los próximos días se haga oficial. El debut de la escuadra nacional está pautado para el próximo el 31 de julio contra la selección puertorriqueña y seguidamente contra los estadounidenses; cerrando contra Islas Vírgenes.