El base novato de los Angeles Lakers, Lonzo Ball, se convirtió en el jugador más joven en la historia de la NBA en conseguir su primer triple-doble como profesional. Lo consiguió ante los Bucks de Milwaukee a la edad de 20 años y 15 días, cinco menos que los que tenía LeBron James (20 años y 20 días), quien poseía la marca desde la temporada 2004-2005.

Ball completó su triple-doble al comienzo del cuarto periodo al capturar el décimo rebote y tener ya en su haber 13 tantos y 11 asistencias.

El joven jugador de los Lakers concluyó el partido con 19 puntos al anotar 7 de 12 tiros de campo, capturó 12 rebotes, repartió 13 asistencias, recuperó tres balones, perdió otros cuatro y puso tres tapones. Sin embargo, su brillante aportación individual no impidió que los Lakers perdiesen de visitantes ante los Bucks por 98-90, su tercera derrota consecutiva.

La anécdota de la nueva marca de Ball es que la consiguió frente al equipo que dirige el entrenador Jason Kidd, el tercer mejor triplista en la historia de la NBA, con 107, sólo superado por el legendario Oscar Robertson y Magic Johnson. Pero Ball consiguió su primer triple-doble con apenas 13 partidos como profesional, mientras que Kidd necesitó 68 para lograrlo.

El propio Kidd, antes del partido, había declarado que Ball »podría ser especial», pero sólo había jugado 12 partidos, por lo que no era fácil que sintiese ya la presión de hacer demasiado.

Por lo demostrado en Milwaukee si le fue fácil, porque solo necesitó 15 minutos para tener ya un doble-doble ante los Bucks con 11 puntos y 10 asistencias. 

Luego, también llegó al descanso con seis rebotes y nueve cuando recibió descanso en el tercer cuarto para, al iniciar el último periodo, con 11:39 por jugarse, el novato Thom Maker falló el tiro a canasta y el balón fue capturado por Ball para hacer historia.

El pasado julio, el legendario Johnson, ahora presidente de operaciones de los Lakers, predijo que Ball podría conseguir algunos triples-dobles como novato, después de ver como jugó en la Liga de Verano de la NBA, que se disputó en Las Vegas y que ganó el equipo angelino con el novato estrella, seleccionado con el número dos en el sorteo universitario, como figura.