Kevin Durant, jugador de Golden State Warriors, recibió una mala noticia por parte de los médicos, quienes le informaron que tendría que ser operado, ya que sufrió una fractura en el tendón de Aquiles de la pierna derecha. Esto puso en dudas la participación del alero para la próxima temporada.

Durant fue operado este miércoles y el mismo jugador anunció en su cuenta de Instagram que salió airoso del procedimiento quirúrgico. Ahora el conjunto de los Warriors tendrá que llevar con precisión a šKDš para que puedan ser optimistas en la recuperación, la cual puede ser de siete meses a un año, dependiendo de cómo se recupere.

El alero tuvo que salir del quinto juego con la ayuda de sus compañeros Stephen Curry y Andre Iguodala, quienes lo llevaron hasta el vestuario.

Con información de NBAmaniacs