Tres jugadores de básquetbol universitario de Estados Unidos arrestados en China por hurto regresaron a su país el martes, después de que el presidente Donald Trump intercediera por ellos, informó la prensa local.

Los jugadores de UCLA LiAngelo Ball -hermano menor del novato estrella de Los Angeles Lakers Lonzo Ball-, Cody Riley y Jalen Hill aterrizaron el martes en el aeropuerto de Los Ángeles, el cual abandonaron rápidamente, según el diario Los Angeles Times. Horas antes, el comisionado de la liga Pacific-12, Larry Scott, dijo en un comunicado que los deportistas viajaban en un avión rumbo a esa ciudad.

«El asunto ha sido resuelto a satisfacción de las autoridades chinas» y el trío pudo salir de Hangzhou, donde fueron detenidos hace una semana, dijo. «Estamos complacidos de que estos jóvenes hayan podido regresar a casa, a sus familias y su universidad», dijo Scott.

Trump dijo que le pidió personalmente al presidente chino, Xi Jinping, que interviniera en favor de los tres jugadores durante su visita de Estado de dos días a Pekín la semana pasada.

En su comunicado, Scott agradeció a Trump y al Departamento de Estado por su ayuda para resolver el caso.

Ball, Riley y Hill fueron arrestados en Hangzhou antes de un partido contra Georgia Tech que iba a tener lugar en Shanghai. Según ESPN, fueron detenidos como sospechosos de haber robado en una tienda Louis Vuitton y luego liberados bajo fianza, pero se les ordenó permanecer en Hangzhou.