El derecho venezolano Aníbal Sánchez continuó con su mala racha a bordo de los Nacionales de Washington y este jueves no solo falló en su intento de conseguir por fin su primera victoria con esa divisa, sino que además salió del juego con una lesión.

El pitcher nacido en Maracay trabajó en blanco el poco tiempo que estuvo en la loma esta vez, pero debió salir del juego en el segundo inning al sufrir distensión en una corva.

Únicamente pudo hacer 31 lanzamientos en la jornada, antes de ser retirado por el trainer.

El tirador no ocultó la frustración ante el percance y, cubriendo la boca con el guante, profirió un grito exasperado al irse del cotejo.

Un jonrón de dos carreras del también criollo Gerardo Parra encarriló la victoria de los Nats en el quinto tramo. Pero Sánchez ya no estaba en el morrito para anotarse el Lauro.

El diestro aragüeño tiene marca de 0-6 desde que firmó como agente libre con los capitalinos. Puso en 5.10 su efectividad, después de recibir un hit, dar un boleto y ponchar a dos hombres en el corto tiempo que pasó en la loma.

Sánchez es elegible para volver a la acción el 26 de este mes, aunque la prensa estadounidense espera que su retorno ocurra en los primeros días de junio, cuando menos.