Renny Osuna - Tiburones
Foto tomada de Twitter

Hay juegos que se desperdician en el terreno y otros que se pierden en la cueva. Ese es el caso de los Tiburones de La Guaira cuando se enfrentaron con Caribes de Anzoátegui el pasado lunes.

Un duelo de pitcheo se presentó en el compromiso entre ambas novenas. La primera carrera se registró en el inning 12 en el Estadio Universitario de Caracas y vino del madero de Denis Phipps, de Caribes de Anzoátegui.

Los Tiburones tuvieron el momento de sentenciar el encuentro en la novena entrada, aunque las decisiones del manager Renny Osuna no fueron las más adecuadas para la situación.

Los Tiburones, con un out en la novena entrada, conectaron dos imparables consecutivos y Osuna realizó el primer cambio en esa entrada.

Con corredores en primera y segunda le tocó el turno a Leonardo Regginato, quien en la temporada regular bateó para .338, con 22 carreras fletadas. Sin embargo, el timonel decidió quitarle el madero y dárselo a Héctor Sánchez, que dejó promedio de .258, con 8 fletadas en 63 turnos.

Regginato en esas situaciones presenta average de .333, con 2 empujadas y 3 imparables en 11 turnos consumidos. Además, registra average en la novena entrada de .533, con 2 fletadas, 1 cuadrangular y 6 cohetes disparados en 12 TB.

El juego le dio la oportunidad a Osuna para congraciarse por la sustitución gracias a un wildpitch que movió a los corredores. Aunque Sánchez fue enviado a la inicial por una base por bolas intencional.

El dios del beisbol le sonrió a los escualos y Edgar Durán, que fue segundo en carreras impulsadas de la LVBP, sería el bateador del inning.

Durán es oportuno cuando se consigue las bases llenas. Tiene guarismos de 6-3 con 8 carreras impulsadas, 1 anotada y average de .444.

El Manager del Año cometió un error que le pesaría a la larga del segundo juego de la serie. Le quitó el bate a Durán y se lo dio a Miguel Rojas, que hasta el momento tenía cuatro turnos y tres roletazos para dobleplay.

Esa decisión fue cuestionada por muchos aficionados y por el mismo Durán, que se mostró agitado al momento en que discutía con Osuna en la cueva.

Rojas, con tres corredores en circulación, conectó un rolling por tercera base que terminó con un out en el plato y un fly de Luis Villegas sentenció la entrada.

“Esto no es Caracas, es Puerto La Cruz”

La escuadra de los Tiburones buscará ganar mínimo dos de los tres encuentros en los que se enfrentarán a partir de mañana contra Caribes y sus leales aficionados en el Alfonso “Chico” Carrasquel.

Los aficionados que asisten al estadio en Puerto La Cruz son los más aguerridos de la toda la Liga. A diferencia de los guairistas que son los más felices de la LVBP.

Con cantos como “Esto no es Caracas, es Puerto La Cruz” y el clásico “Ay. Ay, ay, ay”, buscarán afectar el ánimo de los salados, que llegarán con ganas de marcar la pauta en zona Caribe.

La novena de Anzoátegui tendrá la labor de ganar un encuentro para poner en jaque a los capitalinos. Los dirigidos por Jackson Melián en juegos de campeonato o de eliminación no pierden cuando están en su patio, algo que tienen en contra los salados.

Cardenales de Lara y Águilas del Zulia dividieron honores

Los pájaros rojos y los rapaces mudan la serie al Zulia con la serie igualada a un triunfo por bando.

El primer encuentro se lo llevaron los Cardenales de Lara con una espléndida ofensiva de 13 imparables, para fabricar 7 carreras. El encuentro concluyó a favor de los locales por 7-3.

Para el segundo compromiso la jornada fue más cerrada y todo lo definió Luis Álvarez, de las Águilas, con un fly de sacrificio en la entrada 11.

Las Águilas contarán con el apoyo de su gente, mientras que los de Lara buscarán picotear el nido temprano en el juego. Todo se podrá definir si la ofensiva de los de casa juegan como a lo largo del campeonato.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo