AFP El colombiano viajó a Madrid desde Miami

A lo largo de su carrera profesional James Rodríguez se ha visto envuelto en lesiones que van opacando al gran futbolista que puede llegar a ser. Ha sufrido un total de once. Esto nos lleva a preguntarnos ¿qué sucede con James?

Analizando todo lo que el jugador ha dado en sus clubes y para su selección, no habría que reprochar o que juzgarle, solo que por cuestiones físicas y el fantasma de la lesión que desde unos años (2016) para acá lo han acompañado, el talento se ve opacado, y aún más cuando atraviesa uno de los mejores momentos de su carrera.

Este ha sido un año regular para el 10 cafetero. Finalizó la zafra 2018 con el Bayern Munich y en el primer trimestre de 2019 tuvo una lesión en la rodilla derecha que posteriormente no permitiría al club bávaro tomar la opción de compra en el préstamo pautado con el Real Madrid.

La confianza de Zidane

Regresó al club de sus amores, Real Madrid, y contó con un poco más de confianza de su entrenador Zinedine Zidane, lo que lo llevó a tener minutos en los encuentros que su club ha mantenido en la presente temporada de La Liga.

No obstante, los problemas físicos no tardarían en llegar, lo que lo ha llevado a entrenarse -de manera diferente a sus compañeros- en lo que va de temporada, y posteriormente el colombiano ha sido suplente, además de que en ocasiones no ha sido convocado para partidos oficiales de la UEFA Champions League.

Sonaron las alarmas

El estado de salud de James Rodríguez prendió las alarmas en la selección de Colombia y en el Real Madrid luego de que este jueves se informara que sufrió un problema en la rodilla izquierda que lo sacó del encuentro contra Perú.

Según revelan los enviados especiales a Miami, se pudo establecer que Rodríguez sufre un esguince en la rodilla izquierda, distensión del ligamento externo, no una rotura, por lo que se perderá los dos partidos amistosos ante Perú y Ecuador.

Esto dejó a la selección cafetera con una baja importante para los próximos partidos por hacerse en suelo estadounidense, y la selección colombiana deberá plantearse su futuro sin la presencia de su astro. No obstante, en la pasada fecha FIFA, James no estuvo con su selección, pues así lo decidió, para seguir entrenándose con su club merengue en busca de un mejor rendimiento y más minutos en la presente temporada.

Desde ese Mundial estelar, como fue el de Brasil, donde tuvo su máximo nivel futbolístico, no se ha visto ese fútbol vistoso que a muchos fanáticos de este deporte enamoró ese jovencito que se dio a conocer en las filas del Porto, primer club en Europa.

Las lesiones para este crack son un fantasma que le ha pasado factura, pero con la atención y el cuidado correcto más pronto que tarde se verá nuevamente el excelente jugador que está destinado a ser.

Por Ángel Machado


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo