Un niño de seis años de edad murió esta semana en Maturín, estado Monagas, cuando lo operaban de una obstrucción intestinal, así lo informó el doctor Manuel Velásquez.

El joven fue atendido en el Hospital Universitario Manuel Núñez Tovar de la ciudad oriental.

«No pudimos hacerle ni siquiera los exámenes de laboratorio. Llegó 11 kilos de peso, que es mucho menos de lo que debe pesar un niño de seis años, falleció ayer en el quirófano. Ya son diarios estos casos que estamos atendiendo. Nuestros enfermos se están muriendo de desatención, y el Estado no provee los insumos necesarios para dar la atención correcta», indicó Velásquez.

El profesional de la salud exigió que se abra el paso a la ayuda humanitaria. «No puede ser que el gobierno se ponga a la entrada de medicamentos que pueden salvar a nuestros enfermos. 35% de los niños de nuestros barrios tienen desnutrición aguda. ¿Qué le hace pensar a Maduro y a su camarilla que no necesitamos ayuda humanitaria?», aseveró.