La situación económica en Venezuela ha deteriorado las tradiciones. Sin embargo, algunos buscan mantenerlas así sea de una forma diferente. Tal es el caso de los zulianos, quienes cambian algunos ingredientes de las hallacas para poder tener la típica cena navideña, reseñó Versión Final.

El mercado Las Pulgas, uno de los más conocidos en el centro de la ciudad de Maracaibo, el ambiente decembrino no es el mismo, pues está lleno de estantes vacíos. En años anteriores este establecimiento era referencial al momento de conseguir los ingredientes para preparar la comida tradicional del mes.

Lesbia Urdaneta, habitante de la entidad y visitante del mercado, no logró conseguir lo que buscaba para preparar dichos platos. Solo se topó con pocas hojas de hallaca, las cuales tenían un precio de 80 a 150 bolívares y con onoto a 80. Salió del lugar con las manos vacías, sin la certeza de si podrá tener un compartir con sus familiares.

Por otra parte están quienes se ven en la obligación de cambiar los ingredientes, como es el caso de Tamara Morales, quien utilizará carne de soya para para las hallacas debido al alto costo de la carne de res y el pollo. “Hay que hacer malabares para ver dónde se consiguen los ingredientes para el guiso y buscar lo más económico posible, pero la situación hará que tengamos que resolverlo a nuestra manera, ya sea de lentejas o de carne de soya que las hagamos para no pasar estas navidades en blanco”, expresó.

Esta situación no solo afecta a los ciudadanos, sino a los comerciantes, quienes han tenido que importar los ingredientes desde Colombia, lo que podría representar pérdidas significativas en su negocio.

Con información de Versión Final.