Taxistas del estado Vargas denunciaron que los ingresos diarios no son suficientes para mantenerse. “No alcanza ni para comprar un kilo de queso y pan”, aseguran al diario La Verdad de Vargas.

Rafael Arteaga, miembro del gremio, explicó que ha tenido que aprender de mecánica para poder arreglar su vehículo sin necesidad de gastar gran cantidad de dinero. “Ahora todo es en dólares y tengo que reunir para comprar cada repuesto”, afirmó.

Kelvin Marcano, otro de los trabajadores de este sector, aseguró que se ha visto en la obligación de reparar los repuestos y partes de su carro, pues “se le hace imposible” comprar nuevos.

Marcano también explicó que debido a la crisis los usuarios pide al taxista que bajen el precio de las carreras, lo que en ocasiones permiten porque necesitan el dinero sin importar que sea una cantidad más baja.

Lea más aquí.