garrapata
Foto: Pixabay

Mosquitos, avispas, arañas… en los meses de julio y agosto se multiplican las picaduras de los insectos e identificar correctamente de qué tipo se trata ayudará a evitar posibles enfermedades. Sin embargo, los dermatólogos alertan del aumento de las picaduras de garrapata.

Enrique Herrera Acosta, el jefe de dermatología de Vithas Xanit afirma que «el paciente viene la mayoría de las veces porque se ha notado un bulto o un lunar nuevo. Al mirarlo de cerca vemos que es una garrapata clavada en la piel que normalmente lleva ya unos días ahí» y añade: «El proceso de extracción se tiene que hacer con especial cuidado. Hay que evitar que la cabeza se quede dentro de la piel para no correr el riesgo de infección; con unas pinzas se agarra con firmeza la cabeza de la garrapata y se tira con fuerza y de forma ininterrumpida, nunca se debe retorcer mientras se extrae» explica el doctor.

Cómo evitar la picadura de una garrapata

  • El periodo de mayor actividad de las garrapatas es de abril a octubre en España.
  • Usar ropa protectora (manga/pantalón largo) para las salidas al campo o exposiciones de riesgo.
  • Utilizar repelentes con DEET sobre la piel y permetrina sobre la ropa.
  • Vigilar y eliminar las garrapatas en animales de compañía.
  • Al volver a casa tras alguna exposición de riesgo (salidas al campo, contacto con animales, etc.), dúchese pronto, revísese la ropa y la piel en busca de garrapatas especialmente en pliegues y cuero cabelludo.

Un riesgo pequeño de enfermedad

Tras la picadura de una garrapata cabe preguntarse qué posibilidades tiene el paciente de contraer alguna enfermedad transmitida por el artrópodo.

Las tres enfermedades que con mayor frecuencia se pueden dar tras la picadura de una garrapata en España son la fiebre botonosa mediterránea, la borreliosis de Lyme y la fiebre recurrente; la primera es mucho más frecuente que las otras dos aunque, según los expertos, en España es bastante improbable el desarrollo de alguna enfermedad tras la picadura de una garrapata. Desde el Hospital Universitario La Paz de Madrid se aconseja acudir a su médico si, tras los primeros 10 días de la picadura, aparecen estos síntomas:

  1. Fiebre
  2. Sarpullido o lesiones en la piel
  3. Aparición de sangrados a cualquier nivel (encías, conjuntiva, deposiciones, etc.)
  4. Dolores articulares marcados

¿Cómo extraer la garrapata?

  1. Lo mejor es utilizar unas pinzas. Cogerla lo más cerca posible de la piel y extraer sin forzar para evitar que se rompa.
  2. Evitar manipular la garrapata (aplastarla, romperla).
  3. No se recomienda utilizar aceites, vaselina, ni otros compuestos para facilitar la extracción.
  4. Si no puede extraerla, acuda a su centro de salud.

El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!