asteroide
El asteroide se acercará a 4 millones de kilómetros de la Tierra (imagen ilustrativa). Foto: Pixabay

Un asteroide “potencialmente peligroso”, cuyo tamaño es similar al de la Torre Eiffel, pasará el mes próximo a una velocidad de 23.660 kilómetros por hora delante de la Tierra, antes de salir despedido hacia el espacio profundo, afirma la NASA.

No obstante, la proximidad al planeta es bastante lejana. De hecho, se acercará a 4 millones de kilómetros, es decir, unas diez veces más lejos que la distancia que entre la Tierra y la Luna. Por tanto, no se lo considera como una amenaza.

Los científicos calculan que el asteroide, bautizado Nereus 4660, pasara el 11 de diciembre en paralelo a la Tierra, antes de regresar a su larga órbita alrededor del Sol en 2060, cuando estará a 1.200.000 kilómetros de distancia.

En cuanto a sus características, el cuerpo celeste rocoso tiene una longitud de aproximadamente de 330 metros. De hecho, al compararlo con la Torre EiffelSu forma, en tanto, es de ovoide.

Por qué es “potencialmente peligroso”

Un asteroide es considerado “potencialmente peligroso” por el CNEOS (Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra) cuando su órbita se acerca a la de la Tierra a una distancia menor a los 7,5 millones de kilómetros, y su tamaño es de más de 140 metros en diámetro.

Según la NASA, no hay ningún asteroide que suponga un verdadero riesgo para el planeta en los próximos 100 años. El más alarmante se llama 410777 (2009 FD) y tiene menos de 0,2% de posibilidades de golpear la Tierra en 2185, aunque el sistema de monitoreo de objetos posiblemente riesgosos (Sentryse va actualizando a medida que se van descubriendo nuevas rocas espaciales.

Cómo desviar un asteroide

“Actualmente, el impacto de un asteroide es el único desastre natural que podríamos prevenir. Hay algunos métodos que la NASA está estudiando para desviar un asteroide de su curso de impacto a la Tierra”, explica la agencia espacial estadounidense en su sitio web.

asteroide
Misión DART: la NASA planea impactar el asteroide Didymos B en 2022 para ver cómo cambia su curso (John Hopkins Applied Physics Laboratory)

Una de estas técnicas sería utilizar un “tractor de gravedad”, una nave que se acercaría al asteroide hasta acompañar su recorrido y utilizaría la atracción gravitatoria entre ambos cuerpos para desviarlo.

Otra de las opciones que se evalúan ante un hipotético riesgo es una detonación nuclear controlada, posicionada cerca de la superficie del asteroide, aunque esta variable es considerada un último recurso.

La solución “más simple y más tecnológicamente madura para la defensa contra asteroides” en este momento es un impacto kinético, de acuerdo con la NASA. Con esa técnica, una aeronave sería lanzada para impactar contra un asteroide a una gran velocidad y modificar su órbita. De hecho, esa opción será evaluada con la misión DART de 2022 (Prueba de Redirección del Doble Asteroide) en la que una nave del tamaño de un automóvil colisionará a 25.000 kilómetros por hora contra Didymos B, el menor del dúo de asteroides Didymos -que no representan un riesgo para la Tierra- para ver cuánto se modifica su curso.

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!