Microsoft

Microsoft desarrolló el Proyecto Artemis, una tecnología que detecta a los depredadores en línea que intentan atraer a los niños con fines sexuales. Además, los aborda y los reporta a las autoridades.

La explotación sexual infantil en línea es un gran problema en la comunidad de Internet. Los más pequeños están expuestos a múltiples trampas de los depredadores en los chats para aprovecharse de su inocencia.

Es por ello por lo que Microsoft comenzó a desarrollar esta tecnología en 2018, con la colaboración de The Meet Group, Roblox, Kik y Thorn, para ayudar a identificar posibles casos de captación de menores en línea con nes sexuales y para poner en marcha una respuesta eficaz.

Esta técnica analiza el histórico de las conversaciones de chat basadas en texto para después evaluar y calificar las características de la conversación. Asimismo, asigna una calificación de probabilidad, que puede determinar si se tiene que enviar a una moderador humano para que se revise.

Desde este viernes, la empresa dedicada a tecnología para proteger a los niños de abusos sexuales, Thorn, es dueña de la licencia y adopción de esta técnica. Por lo que las empresas con sistemas de chat pueden contactar con ella para probar y adoptar Artemis, que es totalmente gratuita.

Por su parte Microsoft ya incluyó el Proyecto Artemis en su plataforma de Xbox y está explorando los usos para su servicio de chat Skype. «El Proyecto Artemis es un paso adelante significativo, pero no es de ninguna manera una panacea», declararon desde un comunicad. La compañía sigue trabajando para ofrecer más avances tecnológicos para acabar con la explotación sexual infantil.