Microsoft
EFE

La multinacional estadounidense Microsoft, fabricante de las videoconsolas Xbox, también habría escuchado algunas de las grabaciones registradas por dispositivos Xbox One. La noticia la difundieron este miércoles medios especializados. Anteriormente, la empresa admitió haberlo hecho con Cortana y Skype.

Los portales Vice y Motherboard publicaron que la compañía que dirige Satya Nadella contrató a personas para que escucharan grabaciones de las órdenes de voz que los usuarios habían dado a la videoconsola. También en otros casos en los que Xbox había grabado conversaciones por error.

Al ser cuestionada por Efe sobre este asunto, la empresa con sede en Redmond (estado de Washington, Estados Unidos) evitó dar declaraciones al respecto.

Skype y Cortana

La semana pasada, sin embargo, Microsoft sí admitió que «escucha» grabaciones de algunas de las conversaciones que los usuarios mantienen con su asistente personal Cortana. De la misma manera, con el servicio de traducción de Skype, de su propiedad. El objetivo, según ellos, es mejorar el servicio.

En el caso de Skype no se trata de llamadas o videoconferencias entre usuarios. Escuchaban grabaciones de los internautas cuando interactuaban con el servicio de traducción de la plataforma. Mientras que en el de Cortana se limitan a interacciones entre el usuario y el asistente de voz.

La lógica que opera detrás de esta práctica es que, pese a los avances en inteligencia artificial (la tecnología en la que se basan ambos servicios), todavía es necesaria, de vez en cuando, la intervención humana para hallar posibles fallos y contribuir a mejorar la calidad.

La inteligencia artificial se basa en sistemas de aprendizaje automatizado. La máquina aprende a procesar información y a pensar como un humano. A tal fin, necesita ejemplos que le sirvan de muestra para desarrollar patrones que le permitan crear un modelo lógico.

De hecho, si un error cometido por un sistema de inteligencia artificial no se detecta durante un tiempo largo, el aprendizaje automatizado podría hacer que la máquina asumiera ese error como algo correcto y basaría en ello futuras decisiones. Esto empeoraría todavía más su funcionamiento.

Además de Microsoft, otros gigantes tecnológicos como Google, Amazon, Apple y Facebook también han confirmado que personas escuchan algunas de las grabaciones de sus asistentes personales.